Tsipras pide el 'no' pero dice que no se trata de la salida del euro
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se dirige a su país a través de un mensaje televisado desde su oficina en Atenas, Grecia, para pedir el 'no' en el referéndum, pero ha recalcado que esta opción no implica la salida de Grecia de la eurozona, cuya permanencia su Gobierno no cuestiona, pues sigue dispuesto a negociar con los acreedores. Andrea Bonetti / EFE

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha asegurado que está "abierto" a realizar "concesiones" para llegar a un acuerdo con los acreedores siempre que sirva para lograr una "solución viable", es decir, que incluya la reestructuración de la deuda.

Este acuerdo puede ser el mal acuerdo que nos propusieron o uno mejor

En una entrevista con la cadena de televisión griega Antena, Tsipras afirma que en materia fiscal no existen grandes diferencias entre las medidas de las instituciones y las de su Gobierno, pero recalcó que solo aceptará un acuerdo que incluya la cuestión de la deuda.

Los griegos están llamados a las urnas el próximo domingo para decidir si aceptan o no la propuesta de los acreedores a cambio del desembolso del rescate.

"Este acuerdo puede ser el mal acuerdo que nos propusieron o uno mejor. Cuanto más fuerte sea el 'no' mejor será el acuerdo", recalcó.

En caso contrario, si finalmente se impone el "Sí", el jefe del Gobierno heleno subrayó que pondrá en marcha "los procedimientos previstos por la Constitución" para que la propuesta de las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) sea ley.

En este escenario, Tsipras destacó que no pondrá su "silla" por encima de los "intereses de la nación", dejando entrever que podría dimitir.

Lo que puedo garantizar a los ciudadanos es que nunca mentiré

"Lo que puedo garantizar a los ciudadanos es que nunca mentiré y que no tuve tiempo para enamorarme del cargo de primer ministro", aseveró.

Tsipras, que no concretó cuándo abrirán los bancos, cerrados desde el lunes cuando se impuso un corralito, remarcó que la "prioridad absoluta" del Ejecutivo es "salvaguardar los depósitos de la gente y alcanzar un acuerdo lo antes posible".

Preguntado sobre el temor de la población a una posible quita de los depósitos, como ocurrió en el corralito que Chipre instauró en 2013, el primer ministro quiso mandar un mensaje de calma al asegurar que los bancos griegos "son solventes".

"No quiero rebajar las consecuencias del cierre de los bancos. En Chipre hubo una quita de depósitos porque los bancos no tenían bastantes garantías. Los bancos griegos son solventes", dijo.

Miles de personas se manifiestan en Atenas sobre el referéndum del domingo

Miles de personas se congregaron en el centro de Atenas para manifestar su postura ante el referéndum que Grecia celebra el próximo domingo.
En esta consulta los griegos deben votar si aceptan o no la propuesta de los acreedores a cambio del desembolso del rescate.

El 'sí' y el 'no' en el referéndum tendrán el mismo resultado trágico

Según cifras de la policía, en tres manifestaciones diferentes se concentraron entre 5.000 y 6.000 seguidores del partido comunista (KKE), unos 1.200 pertenecientes a formaciones izquierdistas como Antarsya, y en torno a 1.000 del Movimiento de los Socialistas Democráticos liderado por el ex primer ministro Yorgos Papandreu.

Antarsya y el Movimiento de los Socialistas Democráticos son partidos sin representación en el Parlamento.

Aunque los tres actos transcurrieron en calma y sin incidentes, en las calles del centro de Atenas se podía ver un amplio despliegue de policías.

"El 'sí' y el 'no' en el referéndum tendrán el mismo resultado trágico", dijo el secretario general del KKE, Dimitris Kutsubas, en la céntrica plaza Syntagma.

Kutsubas llamó a ejercer el voto nulo a través de una papeleta que el partido distribuirá, en la que se rechaza tanto la propuesta de las instituciones como la del Gobierno de Alexis Tsipras, pues el KKE defiende la salida del euro y de la Unión Europea (UE).

Para mañana hay previstos actos del gubernamental Syriza, que defiende el 'no' y de la plataforma a favor del 'sí', respaldada por los conservadores de Nueva Democracia.