Joan Ribó
Joan Ribó, alcalde de Valencia, acudiendo al Consistorio en bicicleta. EFE

El alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís), ha cumplido este jueves con una de sus promesas electorales y se ha rebajado sensiblemente el salario que cobraba su antecesora, Rita Barberá (PP), quien desde 2013 percibía 103.000 euros brutos anuales.

Así lo ha dado a conocer el primer edil, tras la Junta de Portavoces del Ayuntamiento, quien ha añadido que la reducción salarial se aplicará también a los concejales del Gobierno y portavoces, pero «no a los ediles de base», es decir, de la oposición.

El descenso oscilará entre el 5 y el 20%, siendo el alcalde el que percibirá un 20% menos de salario que su predecesora en la legislatura anterior, lo que supone que Ribó cobrará 80.000 euros brutos al año.

En relación a la reducción de la masa salarial, la diferencia entre el mayor sueldo y el menor será, porcentualmente, del 24% frente al 55% en el período anterior.

Ribó insistió en los objetivos de mantener «a toda la oposición en disposición de hacer sus tareas y reducir los salarios del equipo de Gobierno», mientras que el primer teniente de alcalde, Joan Calabuig (PSPV) destacó que «a los contribuyentes, los salarios de la Corporación Municipal, les costarán cada año 130.000 euros menos y más de 500.000 al final del mandato».

Ganará más que las alcaldesas de Madrid y Barcelona

Pese al importante descenso salarial que se ha aplicado Ribó, será de los alcaldes de una gran ciudad mejores pagados de España si el resto de nuevas autoridades locales cumple sus promesas.

En Madrid, Manuela Carmena dijo que se bajaría los 100.000 euros que ganaba Ana Botella (PP) a 48.000 euros. En Barcelona, Ada Colau prometió pasar de los 143.700 euros de Xavier Trias (CIU) a 37.000 euros.

En Sevilla, Juan Espadas (PSOE) cobra 59.831 euros. En Zaragoza, el nuevo alcalde, Pedro Santisteve (Zaragoza en Común) aseguró que no cobraría más de 31.781,4 euros al año, mientras que su antecesor, Juan Alberto Belloch (PSOE), venía cobrando 100.000 euros.

Por su parte, en Málaga (según datos de la web municipal), el alcalde Francisco de la Torre (PP) gana 62.800 euros y en Granada José Torres Hurtado (PP) percibe unos 61.000 euros brutos al año.

El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto (PNV) afirmó antes de las elecciones que se "ganará el sueldo" de 90.000 euros y consideró que éste no hay "ni que bajarlo ni que subirlo". Por tanto, Aburto es el único que, si mantiene su promesa de mantenerse el sueldo, ganaría más que Joan Ribó (Compromís) en España.

Consulta aquí más noticias de Valencia.