La Inspección Penitenciaria ha descartado "rotundamente" que haya habido trato de favor alguno en la cárcel sevillana Alcalá de Guadaíra, donde cumple condena desde el pasado mes de noviembre por blanqueo de capitales la tonadillera Isabel Pantoja.

No existen indicios ni evidencias de ningún trato de favor a Isabel Pantoja por parte del equipo directivo de Alcalá de Guadaíra

Así consta en la conclusiones de la investigación reservada que ordenó el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, a la Inspección Penitenciaria después de las denuncias suscritas por funcionarios de la prisión sevillana por un supuesto trato de favor a la cantante.

Según ha informado el Ministerio del Interior, los inspectores han comprobado que, frente a las denuncias, la interna desayunara en el economato de la cárcel con la directora del centro, María Isabel Cabello, y el subdirector de Seguridad momentos antes de salir el 1 de junio de permiso penitenciario.

Este era uno de los tratos de favor que denunciaron algunos sindicatos de Prisiones. La directora desmintió públicamente las acusaciones, que atribuyó a dos funcionarias resentidas, pero más de medio centenar de trabajadores de los 87 trabajadores de la cárcel respaldaron en un escrito la situación de malestar que existía por el trato a Pantoja.

Han sido diez días de investigación de dos funcionarios de la Inspección, que, según Interior, han desmontado "punto por punto" ese supuesto trato de favor y comprobado "in situ" la ausencia de privilegios con una "exhaustiva investigación".

Para ello, han tomado declaración a "una muestra significativa de la plantilla de la cárcel y a algunas internas, además de analizar la documentación del caso y registrar sorpresiva y minuciosamente la celda de Pantoja.

Interior ha difundido las conclusiones porque el titular de este departamento, Jorge Fernández Díaz, ha querido que en este caso hubiera "absoluta transparencia" a la hora de publicitar los resultados de las pesquisas.

Quince conclusiones de un informe en el que los inspectores concluyen que "no existen indicios ni evidencias de ningún trato de favor respecto a la interna Isabel Pantoja Martín por parte del equipo directivo de Alcalá de Guadaíra"