El hotel Islantilla Golf Resort está fomentando la biodiversidad con la instalación de nidos, comederos y bebederos para más de 50 especies de aves de la zona, al estar enclavados en un entorno natural.

A su vez, el campo de golf de 27 hoyos que rodea al establecimiento es una de las reservas de aves más importantes de la zona, y con idea de fomentar su biodiversidad se puso en marcha hace tiempo un plan específico de mejora, que acaba de finalizar, ha informado el hotel en un comunicado.

Y es precisamente a lo largo y ancho de sus 73 hectáreas donde se han instalado 18 cajas nido —dos de ellas para rapaces—, dos comederos artificiales, dos comederos naturales, dos bebederos naturales, dos isletas para los lagos y cuatro nidos acuáticos.

Entre las más de 50 especies de la zona se encuentran aves migratorias como el zorzal, la tórtola, el vencejo, el petirrojo o el abejaruco, mientras que entre las especies sedentarias se pueden observar el rabilargo, la abubilla, el mochuelo, la lechuza, la garza o el ánade real.

La cercanía con otras zonas donde proliferan multitud de aves convierte a Islantilla en un hotel perfecto para los aficionados a la ornitología, que al estar alojados en el complejo pueden disfrutar visitando gratuitamente un completo recorrido con indicaciones explicativas y unas hermosas vistas.

Consulta aquí más noticias de Huelva.