Grecia prepara el referéndum
Una mujer griega pasa delante de unos carteles que piden el voto negativo al referéndum de este domingo. EFE

Tras la suspensión de las negociaciones con los acreedores hasta después del referéndum, Grecia se centra ahora en los preparativos de la consulta del próximo domingo, mientras se cumple el cuarto día de corralito y la preocupación en la calle aumenta.

La campaña para este referéndum en el que los griegos deben decidir si aceptan o no la propuesta de los acreedores a cambio del desembolso del rescate se polariza a medida que se acerca el día de la votación.

El objetivo consiste en negociar una solución que asegure el futuro del país con dignidad y desarrollo

Los dos principales partidos han elevado el tono de sus mensajes y mientras el gubernamental Syriza llama a respaldar el 'no' para fortalecer la posición del Gobierno frente a los socios, los conservadores de Nueva Democracia instan a marcar la casilla del 'sí', porque insisten en que lo que está en juego es la permanencia en el euro.

Muchas de las asociaciones de empresarios, sindicatos y los alcaldes de las dos principales ciudades, Atenas y Salónica, Yorgos Kaminis y Yanis Butaris, se han posicionado a favor del 'sí'.

Para ello han lanzado la iniciativa de crear un comité de negociación nacional que incluya a todos los partidos "con el objetivo de negociar una solución que asegure el futuro del país con dignidad y desarrollo".

La campaña de Syriza pasa ahora por recalcar que el voto negativo en el referéndum no significa optar por la salida de Grecia del euro, sino que va encaminado a reforzar la posición del Ejecutivo en las negociaciones.

En esta línea, el portavoz del Gobierno, Gavriil Sakelaridis, recalcó que una victoria del 'no' permitirá al Ejecutivo volver a la mesa de negociaciones con los acreedores para lograr un acuerdo en mejores condiciones.

También la tensión en el seno del Ejecutivo aumenta, pues varios diputados de Griegos Independientes han pedido la retirada del referéndum y la vuelta a las negociaciones.

En medio de este clima, el corralito entra en su cuarto día y el ambiente entre la población sigue caldeándose, pues se intensifican las colas ante los cajeros automáticos ante la incertidumbre de lo que pasará en las próximas jornadas y la situación se cuela en las conversaciones de los griegos.

Grecia necesita una financiación extra de 50.000 millones de euros

El Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó este jueves que la necesidad de financiación de Grecia entre 2015 y 2018 se cifra en 50.000 millones de euros, por lo que incluso con el plan presentado por los acreedores internacionales requeriría 36.000 millones de euros más de los socios europeos.

En un análisis publicado este jueves, el Fondo considera la deuda de Grecia "insostenible" y asegura que la situación ha empeorado desde la llegada al Gobierno del primer ministro izquierdista Alexis Tsipras, al rebajarse, en opinión del organismo, los objetivos fiscales y ralentizarse la aplicación de reformas estructurales.

"Si el programa (de 2012) se hubiera aplicado como se presumía, no habría sido necesaria un mayor alivio de deuda", dice la institución financiera internacional.