La Federació de la Petita i Mitjana Empresa de Mallorca (PIMEM) ha afirmado que se alegra de la bajada del paro en Baleares, pero muestra su preocupación por los datos que demuestran que continúa la tendencia de precariedad en la contratación, acentuando la necesidad de bajar los costes laborales.

"Esta tendencia en la precariedad demuestra que no llega la tan anunciada recuperación económica a las pequeñas y medianas empresas", ha manifestado el presidente de Pimem, Antoni Mas, quien además ha asegurado que una gran cantidad de las pequeñas y medianas empresas han cerrado el primer y segundo trimestre de 2015 con pérdidas.

"Es necesario abaratar los costes laborales, lo que no significa que propongamos una rebaja de salarios", ha expresado Antoni Mas. "Los costes en la Seguridad Social y de retenciones constituyen el principal obstáculo, junto con el estancamiento en el consumo de bienes y servicios, para la creación de empleo tal y como hasta ahora lo hemos conocido, es decir, de 40 horas semanales".