La Guardia Civil ha detenido en Melilla al conductor de una furgoneta por un supuesto delito de riesgo al circular con material muy inflamable al que se han intervenido 200 garrafas que contenían 5.000 litros de alcohol etílico de 96,5º que podrían tener como destino Marruecos.

Según ha informado a Europa Press el portavoz de la Comandancia, los hechos se produjeron sobre las 14.45 horas del pasado martes cuando en la zona denominada "Camino de Carros" de Melilla una patrulla detectó que una furgoneta circulaba con evidentes signos de sobrecarga, llegando la zona de la cabina casi a rozar el pavimento.

Tras detener el vehículo, una furgoneta marca Volkswagen modelo LT35 con matrícula española, y examinar la zona de carga, los agentes comprobaron que transportaba 5.000 litros de alcohol etílico, distribuido en 200 garrafas de 25 litros de capacidad.

El portavoz ha explicado que el hecho ha dado lugar a la instrucción de diligencias por supuesto delito de riesgo, al circular el vehículo con material muy inflamable en su interior careciendo de las medidas de seguridad que contempla el Reglamento de Transportes, de la habilitación que requiere su conductor y con exceso de carga, lo que potencia el peligro de riesgo ante cualquier contingencia de tráfico.

Su conductor, que resultó detenido como supuesto autor del ilícito referido, es un joven, de nacionalidad marroquí y residente en su país de origen. El detenido ha sido puesto a disposición judicial, al igual que la mercancía y el vehículo utilizado.

Se trata de la segunda intervención de alcohol de estas características más importante, en función de la cantidad incautada, llevada a cabo en los últimos años en esta Ciudad tras la registrada el pasado mes de febrero, cuando resultaron incautados 6.500 litros.

Consulta aquí más noticias de Melilla.