La presidenta de la gestora del PSOE de Melilla y número de la candidatura, Gloria Rojas, ha señalado que el pacto de gobernabilidad alcanzado en Melilla entre PP y PPL le da la razón cuando en campaña electoral advirtió de que "todo lo que no sea votar al PSOE, es votar al PP".

En rueda de prensa, Rojas ha declarado que "el único partido que ha dicho alto y claro que no iba a pactar con el PP antes, durante y después de las elecciones es el PSOE".

La diputada electa del Grupo Socialista, después del acuerdo entre PP y PPL, ha recordado que las demás formaciones, "con más o menos condiciones", han dejado la puerta abierta a un acuerdo con el partido que preside Imbroda.

Rojas ha manifestado que la negativa del PSOE a darle el Gobierno a Imbroda se ha hecho evidente con cuestiones tales como que la socialista fue la última en ser convocada por el presidente en funciones, Juan José Imbroda, y éste le reconoció que lo hizo meramente por cortesía, "porque era evidente que no esperaba obtener del PSOE ninguna esperanza de pacto". Un encuentro después del cual, ha asegurado la socialista, no ha vuelto a haber ningún tipo de contacto entre Imbroda y Rojas.

La dirigente socialista ha manifestado que "por generosidad, por el bien de Melilla primero y de mi partido, después, decido escuchar, dialogar y estar abierta a otras propuestas", en referencia a los encuentros que el PSOE ha mantenido con CpM, Ciudadanos y PPL. "Yo no pedí ser candidata a la Presidencia, me lo ofrecieron otros partidos", ha explicado Rojas, que ha dejado muy claro que "nunca hubiese pedido ser presidenta porque sólo cuento con tres diputados".

"Es evidente que las conversaciones entre populares y populares en libertad estaban en marcha desde el primer día y que la reconversión de PPL en PP era ahora o dentro de unos meses. Y yo no podía permitir, por responsabilidad hacia mi partido, que el PSOE estuviera en medio de ese proceso", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Melilla.