El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha avanzado este jueves que su equipo de gobierno comunicará al Ministerio de Cultura próximamente que prescinde del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) del Cabanyal-Canyamelar, que tiene intención de derogar, y que por tanto este departamento de la administración central puede dejar de trabajar en la adaptación de ese plan a la orden que emitió en época del gobierno socialista, en 2009, para paralizarlo.

Ribó se ha pronunciado de este modo en la rueda de prensa que ha ofrecido tras la Junta de Portavoces celebrada esta jornada en el consistorio, preguntado por si el nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia se ha puesto en contacto con el Ministerio de Cultura para comunicarle su intención de derogar el Pepri.

El Ministerio de Cultura trabaja en la actualidad para adaptar este plan a la orden que lo paralizó por considerar que suponía un expolio para el Cabanyal-Canyamelar. Este departamento del Gobierno central obligó al anterior ejecutivo local, presidido por el PP y encabezado por Rita Barberá, a realizar cambios en el Pepri para poder adaptarlo a la orden y mantener su vigencia.

El nuevo alcalde ha explicado que recientemente habló con el edil responsable de Desarrollo Urbano y Vivienda, el socialista Vicent Sarrià, para comunicarle al ministerio la decisión de derogar el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Cabanyal-Canyamelar.

"Estuve hablando con Vicent Sarrià, que es el responsable de la comisión —sobre el Cabanyal— y una de las cosas que le encargué es que se pusiera o que me indicara, si es a otro nivel, que me pusiera en contacto con el Ministerio de Cultura para decirle que no tenemos intención de continuar con el programa y que, por tanto, no hace falta que continúe con los trabajos" de adaptación a la orden.

Ribó ha destacado que con esa comunicación sabe que el Ayuntamiento de Valencia dará "una gran alegría" al ministerio por la complejidad de esa labor. "Yo sé que le damos una gran alegría al Ministerio de Cultura, pero se lo queremos comunicar oficialmente", ha manifestado el primer edil.

Por su lado, el primer teniente de alcalde y portavoz del gobierno municipal, Joan Calabuig, que ha comparecido junta al alcalde en la rueda de prensa, ha explicado, preguntado por la primera reunión que esta tarde celebra la nueva comisión de urgencia de El Cabanyal, que por un lado se pretende impulsar "acciones inmediatas" en favor del barrio atendiendo a las peticiones planteadas por los vecinos.

Asimismo, Calabuig ha comentado que en segundo lugar se pretende "definir otras acciones que necesitan más reflexión" para continuar en la labor de revitalización y recuperación de esta zona de la ciudad. El primer teniente de alcalde ha valorado que esta comisión "no sea sólo un órgano gubernamental" y que en ella "estén incorporadas también las organizaciones vecinales" para "consultar de manera participativa desde el primer día las decisiones fundamentales que se han de tomar para actuar en el Cabanyal".

"liquidación definitiva" del pepri

Joan Calabuig ha resaltado que este nuevo planteamiento implica "la liquidación definitiva del Pepri" y ha indicado que será una de las primeras decisiones que propondrá la comisión.

Con todo, el responsable municipal ha manifestado que "se inicia un nuevo tiempo sin un Pepri que entendemos que está obsoleto", "una acción integral del Ayuntamiento que incorpora a todas las áreas desde al ámbito social, de seguridad y urbanístico para una acción inmediata" en el barrio, y la "novedad" de que "a diferencia de lo que había pasado hasta ahora se hace todo con la participación de los vecinos y vecinas desde un punto de vista abierto".

Consulta aquí más noticias de Valencia.