El periodo medio de pago de las administraciones públicas de Andalucía respecto a los autónomos se ha reducido en dos días en el segundo trimestre del año, hasta situarse en 117 días, cifra en todo caso superior a la media nacional, de 93 días, según se desprende de la encuesta trimestral realizada por el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA a trabajadores autónomos proveedores habituales del sector público y también privado.

En el conjunto del país, las administraciones públicas han aumentado su periodo medio de pago a los autónomos en más de una semana, según el mismo informe de ATA, que en una nota ha subrayado este jueves que dicho incremento en los periodos de pago "revierte la buena línea marcada en el anterior informe, en el que los plazos se había reducido en cinco días".

De esta manera, el resultado de este último informe refleja un incremento respecto a los periodos de marzo de 2015, que establecían 85 días de media, y en relación a los 90 días que se tardaba en cobrar de media en diciembre de 2014, según incide ATA, que precisa que en lo que se refiere al sector privado los periodos medios de pago han mostrado un "ligerísimo ascenso", pasando de "83 a 85 días".

De esta manera, "los periodos medios de pago del sector público se sitúan tres veces por encima de lo que se establece —concretamente en 93 días frente a los 30 que establece la ley— y en 85 días en el sector privado, frente a los 60 que establece la ley".

Por comunidades autónomas, las administraciones públicas de Aragón, con 149 días de media, junto con la Comunidad Valenciana, con un periodo medio de pago de 145 días, y Extremadura, con 132 días de media, son las que "más infringen la Ley de morosidad", si bien con periodos medios de pago superiores a la media nacional se sitúan también las administraciones públicas de Murcia y Cataluña —con un periodo medio de pago de 119 días—, el ya citado caso de Andalucía, y la Comunidad de Madrid e Islas Baleares, cuyas administraciones públicas tardan 98 y 96 días respectivamente en hacer frente a las facturas que mantienen con sus proveedores.

En el otro extremo destacan las administraciones públicas de La Rioja —con un periodo medio de pago de 47 días—; País Vasco —49 días—, y Navarra, con 51 días. También con un periodo medio de pago por debajo de la media nacional se encuentran las administraciones públicas de Castilla-La Mancha —85 días—, Asturias y Canarias —76 días—, Castilla y León —75 días—, Cantabria —74 días—, y Galicia, donde sus administraciones públicas pagan en 73 días de media.

Descensos en ocho ccaa

Durante el segundo trimestre del año, ha habido ocho comunidades autónomas cuyas administraciones han logrado reducir sus periodos medios de pago; en concreto, mientras que en las otras diez se ha producido un aumento, y entre ellas destaca Extremadura, cuyas administraciones públicas han incrementado en el último trimestre sus periodos medios de pago un 63 por ciento, lo que en términos absolutos se traduce en 51 días de media más, de los 81 días en marzo de 2015 a los 132 en junio de 2015.

Las otras administraciones públicas de comunidades que han aumentado el tiempo en hacer frente a las facturas que emiten sus proveedores autónomos en el segundo trimestre del año han sido Islas Baleares (+35,2%, pasando de los 71 a los 96 días), Comunidad Valenciana (+21,8%, de los 119 a los 145 días), Aragón (+21,1%, de los 123 a los 149 días), Galicia (+14,1%, de 64 a 73 días), Cantabria (+10,4%, pasando de los 67 a los 74 días), Comunidad de Madrid (+6,5%, de los 92 a los 98 días), Castilla-La Mancha (+6,3%, pasando de los 80 a los 85 días), y las administraciones públicas de Canarias, que se han mantenido en 76 días de demora.

Por el contrario, las ocho comunidades autónomas que han reducido sus periodos medios de pago han sido Castilla y León, en un 10,7 por ciento; País Vasco (-3,9%, de los 51 a los 49 días, de media), Asturias (-2,6%, reduciendo sus periodos medio de pago en dos días), Murcia (-2,5%), La Rioja (-2,1%, de los 48 a los 47 días), Navarra (-1,9%, con una reducción de 1 días, de los 52 a los 51), Andalucía (-1,7%, de los 119 a los 117 días) y Cataluña, con un descenso del 0,8 por ciento.

Administraciones locales

Según el informe de ATA, y como consecuencia de los diferentes planes de pago a proveedores que se han puesto en marcha, la Administración local, que es para la que trabajan la gran mayoría de los autónomos, ha sido "la que mayor esfuerzo ha estado haciendo", si bien en este último trimestre se han incrementado los plazos en un 7,9 por ciento —cinco días más tarde—, pasando de los 63 días, de media, en marzo de 2015, a los 68 que tardan, actualmente, en pagar sus facturas a autónomos y pymes los diferentes ayuntamientos.

Por su parte, la Administración central ha incrementado sus plazos de pago en el segundo trimestre de 2015 un 4,8 por ciento, pasando de los 42 días en marzo a los 44 días, de media actuales.

Morosidad privada

En lo que respecta al sector privado, los plazos de pago se sitúan en 85 días, incumpliendo también los 60 que establece la ley, y dos días por encima de la cifra registrada en marzo de 2015, según el estudio de ATA, que señala que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma en las que más morosidad privada hay un trimestre más, con un periodo medio de pago de 97 días.

Con periodos medios de pago en el sector privado por encima de la media nacional también se sitúan Murcia y Andalucía —94 días—, Extremadura —93 días—, Comunidad de Madrid —90 días—, Cataluña —89 días—, Comunidad Valenciana —88 días— y Castilla y León, que iguala la media nacional, con 85 días.

Por debajo se sitúan País Vasco —83 días—; Aragón —82 días—; Cantabria, Galicia y La Rioja —80 días—, Islas Baleares —79 días—, Asturias y Navarra —78 días—, y Canarias, con 75 días de media.

Autónomos y microempresas

Atendiendo al tamaño de la empresa, las que tienen más de 1.000 trabajadores "continúan siendo las que más tardan en pagar", demorándose en más de cuatro meses —128 días—; las que tienen entre 250 y 1.000 pagan en 118 días de media, y en las que cuentan con entre 50 y 250 empleados los plazos medios de pago descienden hasta los 74 días, y hasta 70 en el caso de las que tienen entre nueve y 50 trabajadores.

El cumplimiento de la ley se da en las transacciones entre los propios autónomos y con empresas de menos de diez trabajadores, de forma que las transacciones entre los autónomos se sitúan en 59 días y en 62 en el caso de las empresas que cuentan con entre uno y nueve trabajadores a su cargo.

La media de pago, incluyendo administraciones públicas y sector privado, se cifra en 89 días de media, lo que se traduce en prácticamente tres meses. Los autónomos de Navarra y la Rioja son los que menos tardan, en general, en cobrar las facturas que emiten a otros autónomos o empresas o a las administraciones públicas, mientras que en el otro extremo se ubican Aragón y Comunidad Valenciana. La demora en Andalucía es de 106 días.

Propuestas de ata

Así las cosas, desde ATA se urgen medidas para acabar con esta situación de morosidad, que pasan por "crear un cuerpo de inspección, establecer un recargo del 20 por ciento inmediato para todas aquellas administraciones que no paguen en los plazos, establecer un régimen sancionador para todas aquellas administraciones y a las empresas que incumplan de forma reiterada y siempre y cuando responda a malas prácticas los plazos de pago con sus proveedores, habilitar un buzón de denuncias donde los proveedores puedan denunciar a quien incumple los plazos de pago y no hace frente a sus facturas en el tiempo que marca la ley, y que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) asuma competencia al respecto".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.