Sucesos.- Detectadas irregularidades en el material pirotécnico que se iba a usar en las fiestas de San Pedro y San Pablo de Burgos

La Comandancia de la Guardia Civil de Burgos ha detectado irregularidades en una parte de los artificios pirotécnicos que iban a ser lanzados en el marco de las fiestas de San Pedro y San Pablo de Burgos.

La inspección arrojó como resultado la existencia de 29 carcasas de 150 milímetros en cuya etiqueta figuraba la fecha de caducidad en el año 2014; asimismo, faltaba una batería de 100 disparos de 20 milímetros que había sido sustituida sin autorización por otra con el mismo número de disparos pero del calibre 30 milímetros.

El citado material, tanto el caducado como el sustituido sin permiso, fue retirado con la obligación de retornar al taller de origen para su destrucción o devolución al proveedor, según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Como ocurre habitualmente, la Guardia Civil inspeccionó por la mañana todos los artificios con la finalidad de que concordasen en número, material y calibres con los aprobados en su día, así como de la correcta colocación de los mismos conforme a su reglamentación específica.

Finalmente, se levantó acta al considerar que la empresa podría haber incurrido en una infracción grave contemplada en el Reglamento de Artículos Pirotécnicos y Cartuchería en concordancia con la Ley de Seguridad Ciudadana.

Esta acción preventiva no repercutió en el espectáculo final, ya que fue sustituido por la propia empresa, que aportó nuevo material, que una vez inspeccionado y validado se sumó al resto del material pirotécnico para su lanzamiento.

Consulta aquí más noticias de Burgos.