La Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) celebra este viernes, 3 de julio, en su sede, en colaboración con la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), una jornada para sensibilizar sobre los problemas del consumo del alcohol y/o drogas en el ámbito laboral.

La jornada que impulsa el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales de la CVE abordará aspectos fundamentales como la intervención por parte de la empresa y las actuaciones en colaboración con los comités de seguridad y salud o con los representantes de los trabajadores.

La iniciativa forma parte de un proyecto que cuenta con la financiación del Comisionado Regional para la Droga de la Junta de Castilla y León y que se extenderá a otras cinco provincias de la Comunidad Autónoma. Su objetivo es avanzar en el establecimiento de protocolos de actuación en las empresas que permita intervenir en situaciones de riesgo ocasionadas por el consumo de alcohol y/o drogas.

La jornada, que se celebrará en horario de 11.00 a 14.00 horas, contará con la presencia de un miembro de la Comisión Nacional de Proyecto-Hombre, especialista en abordar el problema de las adicciones y sus consecuencias en el ámbito laboral, según informan fuentes de CVE.

La repercusión que el consumo de alcohol y/o otras drogas produce en el medio laboral es muy importante. Según estudios de la OIT, los trabajadores que lo consumen presentan un absentismo laboral de dos a tres veces mayor que el resto de los trabajadores.

Su consumo afecta negativamente a la productividad, ocasionando importantes perjuicios a empresarios y trabajadores por absentismo, desajustes laborales, incapacidades laborales, rotación del personal, reducción del rendimiento laboral y mala calidad del trabajo.

En este sentido, las bajas por enfermedad de estos trabajadores dependientes del alcohol u otras drogas tienen un coste tres veces mayor que el resto de los empleados, a la vez que esas mismas personas perciben también indemnizaciones por un importe cinco veces mayor que el resto de los compañeros.

Por lo que respecta a la siniestralidad laboral asociada al consumo de alcohol y drogas, se considera que entre el 20-25 por ciento de los accidentes laborales ocurren en trabajadores que se encuentran bajo sus efectos y causan lesiones no solo a quienes lo consumen, sino también a terceras personas.

La causalidad del uso de drogas es multifactorial, influyendo factores personales, familiares y sociales, como la búsqueda de satisfacción inmediata o la tendencia a la evasión ante determinadas situaciones.

Por estos motivos, la CVE considera que los programas de prevención encaminados a mejorar la situación de los trabajadores en relación con el consumo del alcohol y/o drogas son imprescindibles en determinadas situaciones que se presentan en las empresas y deben fomentar y facilitar cambios de estilo de vida promoviendo la cultura de la salud dentro en el ámbito de la empresa.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.