El hijo de Audrey Hepburn, Sean Hepburn Ferrer, se plantea adoptar acciones legales contra la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, por posible daño a su imagen después de que se difundiera la noticia de que había celebrado su boda en el monumento sin contar con el permiso para ello.

Según ha informado a Europa Press su abogado, Pablo Luna, el hijo de la actriz, que es embajador de la Unicef, ha solicitado un acto de conciliación previo con Villafranca y, tras él, ya tomará una decisión sobre si continuar con el proceso legal, ya sea en el ámbito civil o en el penal. Para informar del asunto, ha convocado para este viernes una rueda de prensa.

La difusión de unas fotografías en plena campaña electoral de las municipales de Sean Hepburn junto a una mujer vestida de novia y el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, vestido de gala motivó las críticas del PSOE, cuyo portavoz parlamentario, Mario Jiménez, acusó al Ayuntamiento de hacer una utilización "espuria" e "interesada" del patrimonio para sus "fiestas privadas".

Sin embargo, el portavoz del PP en Granada, Juan García Montero, y amigo personal de Hepburn Ferrer, que es presidente de honor del Festival de Cine Clásico de Granada Retroback, aseguró que el acto celebrado en agosto del pasado años en el Palacio de Carlos V "fue un concierto homenaje y no una boda", lo que, según dijo, conocía la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca.

La Alhambra, según el informe elaborado por el Servicio de Seguridad y Control de Centro del Patronato, se percató de que se estaba celebrando una ceremonia de bodas, no autorizada por la normativa de visitas, pero no actuó entonces para "evitar un conflicto de seguridad e institucional", pese a que la solicitud se había enmarcado en la celebración de un concierto.

Consulta aquí más noticias de Granada.