La morosidad de las administraciones públicas llega a los 96 días de media en Baleares a junio de 2015, por encima de la media, según ha informado la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

En nota de prensa, ATA ha destacado que un trimestre más las administraciones públicas, a pesar de la Ley de Morosidad y la Directiva Europea de Lucha contra la Morosidad, "no sólo no se adaptan a la misma si no que en los últimos tres meses ha aumentado el período medio de pago en más de una semana".

Así, a junio de 2015, el período medio de pago se sitúa a nivel nacional en 93 días, más de tres meses, y ocho días más que desde el último informe, según se desprende de la encuesta trimestral realizada por el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA realizada a trabajadores autónomos proveedores habituales del sector público y también privado.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ha destacado un trimestre más que a pesar los esfuerzos por poner coto a la morosidad, tanto las Administraciones Públicas como el sector privado, "siguen incumpliendo la ley".

Así, los periodos medios de pago del sector público se sitúan tres veces por encima de lo que se establece (concretamente en 93 días frente a los 30 que establece la Ley) y en 85 días en el sector privado, frente a los 60 que establece la Ley.

De este modo, teniendo en cuenta estos plazos medios de pago de las administraciones públicas y del sector privado, el periodo medio de pago de las facturas a los autónomos, entre ambos sectores se sitúa en 89 días, es decir, en prácticamente tres meses.

Si se desglosa los tiempos de demora de las administraciones públicas por comunidades autónomas, se comprueba cómo las de Aragón, con 149 días de media, junto con la Comunidad Valenciana, con un periodo medio de pago de 145 días y Extremadura (132 días de media), son las administraciones de comunidades autónomas que más infringen la Ley de morosidad y tardan casi cinco meses en hacer frente a las deudas que mantienen con sus proveedores.

Con periodos medios de pago superiores a la media nacional (93 días) se sitúan también las administraciones públicas de Murcia y Cataluña, donde los autónomos tienen que esperar de media 119 días para cobrar los servicios prestados a las administraciones públicas, junto con la de Andalucía, de media, 117, es decir unos cuatro meses.

Además superan la media, las administraciones públicas la Comunidad de Madrid e Islas Baleares, con unas administraciones que tardan 98 y 96 días respectivamente en hacer frente a las facturas que mantienen con sus proveedores, lo que se traduce en una espera de más de tres meses.

En el otro extremo, aunque aún las administraciones públicas de ninguna comunidad autónoma cumplen con los 30 días de pago de las facturas que marca la Ley y la Directiva Europea de lucha contra la morosidad, las administraciones de La Rioja (cuyas Administraciones Públicas pagan en 47 días de media, un día antes que en el informe del trimestre pasado), País Vasco (49 días, tres menos que el trimestre pasado) y Navarra, con 51 días (uno menos que el trimestre pasado), son las que menos tardan en pagar a sus proveedores, que esperan, de media, en torno al mes y medio en cobrar los servicios que han prestado.

Con un periodo medio de pago por debajo de la media nacional (93 días) también se encuentran las administraciones Castilla-La Mancha (85 días), Asturias y Canarias (76 días), Castilla y León (75 días), Cantabria (74 días), y Galicia, donde sus administraciones públicas pagan en 73 días de media.

La morosidad privada se sitúa en 85 DÍAS

El informe elaborado por ATA muestra por tercer trimestre consecutivo los periodos medios del pago del sector privado, al que se denomina en el informe B2B (Business to Business), desagregados por comunidades autónomas.

Así se comprueba que los plazos de pago entre las empresas, sector privado, se sitúa en 85 días, incumpliendo también los 60 que establece la Ley, y dos días por encima de la cifra registrada en marzo de 2015.

Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma en las que más morosidad privada hay un trimestre más, donde las transacciones entre empresas se pagan, de media, en 97 días. Por el contrario, Canarias, Navarra e Islas Baleares, cuyos plazos de pago están por debajo de los 80 días, son las comunidades donde más cerca están de respetar los periodos medios de pago que establece la Ley (60 días).

Con periodos medios de pago en el sector privado por encima de la media nacional, tras la ya mencionada Castilla-La Mancha (97 días) se sitúan las operaciones realizadas en Murcia y Andalucía (94 días), Extremadura (93 días), Comunidad de Madrid (90 días), Cataluña (89 días), Comunidad Valenciana (88 días) y Castilla y León que iguala la media nacional (85 días).

Por debajo de la misma, aunque incumpliendo la ley que fija el periodo de pago en el sector privado en un máximo de 60 días, se sitúan País Vasco, donde se tardan 83 días, de media, en cobrar las facturas que se emiten en el sector privado, es decir, entre empresas, Aragón (82 días), Cantabria, Galicia y La Rioja (80 días), islas Baleares (79 días), Asturias y Navarra (78 días), y Canarias, comunidad en donde las facturas que se emiten entre las empresas se hacen efectivas en 75 días de media.

La media de pago de las administraciones y el sector privado

Tras haber analizado los periodos medios de pago de las administraciones públicas a los autónomos y lo que se tarda en pagar en el sector privado, el informe elaborado ATA muestra cómo la media de pago, incluyendo administraciones y sector privado se cifra en 89 días de media, lo que se traduce en prácticamente tres meses.

Aquí, y analizando los datos por comunidades autónomas, se comprueba cómo los autónomos de Navarra y la Rioja son los que menos tardan, en general, en cobrar las facturas que emiten a otros autónomos o empresas o a las Administraciones Públicas, teniendo que esperar, de media, 65 días en el caso de las facturas emitidas en Navarra y 63 en el de la Rioja.

En el otro extremo, Aragón y Comunidad Valenciana, donde los periodos medios de pago, juntando las administraciones públicas y al sector privado se cifran en 116 días, de media en Valencia y 115 en Aragón, lo que se traduce en una espera media de casi cuatro meses desde que emiten la factura.

Con una demora superior a los tres meses se sitúan también Extremadura (113 días), Murcia y Andalucía (106 días), Cataluña (104 días), la Comunidad de Madrid (96 días) y Castilla-La Mancha donde los autónomos tienen que hacer frente a una espera media de 91 días en cobrar los servicios que prestan.