La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Córdoba ha expresado este jueves su "más firme rechazo" a la agresión sufrida este miércoles por un médico forense en el Instituto de Medicina Legal de Códoba por parte de un usuario, considerando el sindicato "totalmente injustificadas" este tipo de actitudes, que reflejan "la gran desprotección que padecen los trabajadores públicos".

Por ello y a través de un comunicado, el Sector de Justicia de CSIF en Córdoba ha pedido a la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía "que incremente las medidas de seguridad para evitar estos episodios", como el ocurrido este miércoles, "cuando el trabajador atacado, en el transcurso de una consulta, solicitó una documentación a la persona que estaba siendo atendida. En ese momento, comenzó una discusión que derivó en insultos, amenazas y en una agresión por parte de un acompañante de la persona citada".

Ante esto, CSIF ha mostrado su "apoyo a todos los empleados públicos, que, con su labor, contribuyen a prestar una servicio de calidad al ciudadano". En este sentido, el Sector de Justicia ha recordado que pone a disposición de todos los trabajadores que sean agredidos en su puesto sus servicios jurídicos, "para que inicien, si así lo estiman oportuno, acciones legales para defender su integridad física y moral en el desempeño de su labor en un centro público".

Precisamente, en este caso se han abierto este jueves "en el Juzgado de Guardia las correspondientes diligencias urgentes por un presunto delito de atentado contra la autoridad, señalándose la celebración de juicio, que tendrá lugar en los próximos días", lamentado el sindicato que "hechos de esta naturaleza se estén produciendo con más asiduidad, debido al descrédito de la imagen del trabajador público que en los últimos años se ha trasladado a la ciudadanía sin fundamento alguno".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.