La Sección Segunda de la Audiencia de Ciudad Real ha absuelto de un delito de violación a un hombre, identificado como A.A.R. de 51 años de edad, delito del que había sido acusado por M.E.D.B., de 54 años, una amiga con la que había pasado la tarde anterior bebiendo, por las "contradicciones" de la víctima en las diversas declaraciones que hizo sobre el caso.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se destaca que durante el tiempo que supuestamente el hombre había retenido a la mujer —entre las 00.30 horas y las 05.30-, el hombre abandonó el vehículo en el que habían acudido al parque forestal de la Atalaya, donde ocurrieron los hechos, sin que ella intentara huir en ninguna de las ocasiones.

También se señala la escasa "coherencia temporal" del relato de la víctima con la cronología de los acontecimientos, y, asimismo, se pone en cuestión que el hombre estuviera todo el tiempo sobre la mujer en el interior del vehículo, como ella aducía.

Según la sentencia, "este conjunto de reflexiones impide concluir la suficiencia de la declaración de la víctima para alcanzar una convicción de culpabilidad, generándose dudas en la Sala que deben conducir a un resultado absolutorio".

Asimismo añade que "recapitulando, existiendo prueba de cargo representada por la propia declaración de la víctima, surgen en el Tribunal dudas, consideramos que razonables, sobre lo verdaderamente acontecido entre el 6 y el 7 de noviembre de 2010, y esas dudas no permiten alcanzar una certeza, más allá de toda duda razonable, que los hechos ocurrieran de la forma relatada por la denunciante".