La Guardia Civil ha detenido este jueves a cinco personas como presuntos autores de 10 delitos de robo en las localidades de Costitx, Lloret, Sineu, Sa Pobla y Santanyí (Mallorca) y, además, ha imputado a dos gerentes de empresas de reciclaje de metales como presuntos autores de varios delitos de receptación de los objetos robados.

Durante dos semanas, agentes del Equipo Roca de la Guardia Civil han llevado a cabo una investigación abierta a raíz de las denuncias que habían recibido por robos en casas de campo y en una nave industrial durante los últimos dos meses.

Según la Guardia Civil, los detenidos utilizaban vehículos con gran capacidad de carga y aprovechaban la ausencia de los propietarios o empleados de las casas para cometer los robos de manera rápida, gracias a un amplio conocimiento de la zona. Una vez en su poder los objetos metálicos, la banda se dedicaba a venderlos a diferentes empresas de reciclaje.