Las medusas llegarán este verano a las playas españolas en momentos puntuales, según prevé Josep Maria Gili, investigador y experto en medusas del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona perteneciente al área de Recursos Naturales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

En declaraciones a Europa Press, Gili ha indicado que "la previsión general es que, obviamente, va a haber medusas en las playas españolas", pero ha detallado que "van a llegar en momentos puntuales".

En este sentido, el experto ha recordado que, en los últimos 15 años, la presencia de medusas nunca ha durado "más de dos o tres días". "No tiene una afectación a nivel de playa de, por ejemplo, una semana", ha insistido.

Aunque los problemas de medusas en las playas "no son persistentes", el investigador ha defendido que "hay que actuar a nivel local, a nivel de municipios para sacarlas del agua lo antes posible" en las zonas de playa.

Gili ha señalado que no se pueden facilitar "datos muy concretos" sobre la presencia de medusas en las playas porque las que realmente causan más problemas, que viven en mar abierto, llegan arrastradas por vientos y corrientes. "Si están allí, van a llegar. Si no están allí, no van a llegar. No hay ninguna manera de poder predecir la llegada a nivel local", ha asegurado.

El investigador del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona ha precisado que las condiciones meteorológicas afectan a la llegada de medusas a las costas y ha concretado que "vientos de mar abierto, que soplan con frecuencia dos o tres días dirección este o sureste en el Mediterráneo, pueden traer medusas a la costa". "No siempre. Siempre y cuando haya mar abierto", ha remachado.

"Sabemos que hay muchísimas, que hay bancos de kilómetros, pero la llegada va a depender de una serie de fenómenos meteorológicos de carácter local", ha argumentado.

Cosas que también afectan a los bañistas

Preguntado sobre si las elevadas temperaturas que España está soportando en los últimos días afectarían también al número de medusas en la costa, Gili ha respondido que el hecho de que el mercurio suba afecta más "a la descomposición de materia orgánica, de tóxicos, de fitoplancton tóxico y muchas otras cosas que también molestan a los bañistas".

En esta línea, el experto en medusas ha explicado que las temperaturas en verano, y sobre todo al principio, son muy altas, lo que provoca aglomeraciones de mucosidades de fitoplancton que se engancha en cualquier tipo de organismo y pueden ser urticantes.

También, ha señalado que las elevadas temperaturas favorecen la aparición de tóxicos en el agua por la frecuentación de las playas. "Tóxicos que van asociados a los carburantes de las embarcaciones y que si no se limpian de natural por los vientos, pueden causar problemas de irritaciones, pero nada más", ha subrayado.

Por otra parte, el científico cree que "España ha dado un salto de calidad" frente a un problema al que, según ha dicho, no se le puede dar solución a corto plazo porque afecta a todo el Mediterráneo y el Atlántico.

"Sí que estamos preparados para, de alguna manera, resolverlo a nivel local con prevención, actuación inmediata y con terapias a nivel de playa que si se siguen se reducen al máximo, casi en el 99% de los casos, los problemas de las picaduras de los bañistas. Estamos frente a un problema que no tiene solución, pero a un fenómeno que se puede gestionar muy bien", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Murcia.