El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha anunciado que el Ejecutivo está "analizando" el informe de la Unesco que reclama cancelar "de forma permanente" el dragado del Guadalquivir y ha asegurado que "el proyecto saldrá adelante o no en la medida en la que se garantice el cumplimento estricto de todas las medidas de protección medioambiental".

En declaraciones a los periodistas en Algeciras (Cádiz), Sanz ha resaltado que el Gobierno ha venido trabajando "desde un principio" para "hacer compatible el cumplimiento de todas las exigencias normativas de respeto medioambiental".

Recalca el delegado que cualquier proyecto que pretenda desarrollarse debe "cumplir escrupulosamente los requisitos normativos, especialmente de impacto medioambiental y la repercusión sobre la zona".

Comenta que se están "analizando" por parte del Gobierno tanto el informe de la Unesco como las decisiones judiciales que se han producido en torno a este proyecto.

Abunda que se está trabajando sobre esta cuestión, que "no es fácil" y que, según insiste, "requiere del cumplimiento estricto de la normativa en materia de protección medioambiental y de respeto a la zona". "Ese será el objetivo del Gobierno y en ese marco es en el que el Gobierno va a seguir trabajando para alcanzar todas las garantías", concluye.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.