Vivienda
Facha de un edificio de reciente construcción. Archivo

Por primera vez desde 2007, el precio de la vivienda nueva en España ha subido en un semestre, según los registros de Sociedad de Tasación. Así, en el primer semestre del año, la vivienda nueva se encareció un 1,8% y acumula un ascenso del 1,4% durante el último año. Desde su techo máximo, los precios han bajado un 38,7% y se sitúan a niveles de mayo de 2002.

El ascenso de los precios es del 1,4% durante el último añoAsí, el precio de la vivienda nueva de tipo medio en las capitales de provincia se situó en 2.030 euros por metro cuadrado construido, lo que supone 182.700 euros para una vivienda de 90 metros cuadrados. De esta forma se invierte la tendencia descendente observada durante 2014, cuando se registró una caída del 0,4% en el segundo semestre y del 1,8% en el primero.

Por comunidades autónomas, diez de ellas registraron subidas semestrales en el precio de la vivienda nueva hasta junio, especialmente Madrid (+4,2%) y Cataluña (+3%). Por el contrario, las mayores disminuciones se localizaron en País Vasco (-1,1%), Aragón (-1%) y Murcia (-1%).

Por otro lado, las capitales más caras siguen siendo San Sebastián (3.291 euros por metro cuadrado) y Barcelona (3.255 euros), frente a Cáceres, que es la más económica, con 1.116 euros por metro cuadrado.

Recuperación relativa y no homogénea

Entre las conclusiones, el informe apunta que la situación del sector ha experimentado una "mejora apreciable, que no es uniforme", ya que si en la mayor parte de las poblaciones se ha detenido la caída del precio de la vivienda, esto no ha ocurrido en todas.

La producción de vivienda nueva sigue en niveles muy bajosPor otro lado, Sociedad de Tasación observa una mejora en las condiciones para la obtención del crédito hipotecario, aunque todavía en fase incipiente. Concretamente, en el primer semestre, alrededor del 30% de las compras de particulares se ha formalizado sin necesidad de financiación, al tiempo que se observa el progresivo retorno de la financiación al mercado, aunque a menudo "con condiciones colaterales poco asequibles para buena parte de los clientes potenciales".

En esta foto fija, el informe apunta que la actividad productiva de vivienda nueva continúa en niveles "muy bajos" en relación a los que se consideran adecuados para las necesidades de la población, aunque se aprecia la reanudación de obras largo tiempo paralizadas, así como el inicio de trabajos en solares vacantes.