La Dirección General de Tráfico (DGT) controlará con radares la velocidad en 30 tramos de carreteras de Cantabria considerados los más peligrosos de la red convencional en cuanto a accidentalidad e incumplimiento de la velocidad. Los tramos seleccionados son públicos y los radares no estarán ocultos.

De hecho, el jefe provincial de Tráfico en Cantabria, José Miguel Tolosa, ha dado a conocer los 30 tramos de carretera convencional de la región en los que a partir de este jueves y durante los próximos tres meses se intensificará la vigilancia programada de la velocidad.

Tolosa ha señalado que se sitúan principalmente en aquellos tramos de vía que "de manera objetiva" resultan más peligrosos desde el punto de vista de la accidentalidad registrada y el incumplimiento de la limitación de velocidad.

Estos 30 tramos están publicados en la página web de la DGT y son accesibles para que por parte de los navegadores o apps existentes puedan utilizarse para avisar al conductor.

El modo de hacerlos públicos responde al objetivo de la DGT de potenciar el efecto preventivo de estos controles de velocidad, previniendo al conductor de la peligrosidad objetiva de los tramos en cuestión y de la necesidad de conducir "con la máxima diligencia y el total respeto a las normas".

La selección de los tramos se ha realizado en base a una programación trimestral, si bien cada mes serán objeto de revisión por si fuera necesario introducir alguna modificación.

Además de estos 30 tramos donde se concentrará una parte destacada de la vigilancia, se seguirán realizando, como hasta ahora, controles de velocidad en el resto de tramos de la red interurbana de Cantabria.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.