El sindicato CCOO de Extremadura ha destacado que a pesar de que "cualquier bajada del paro ha de considerarse positiva" también hay que indicar que la registrada este mes de junio "ha sido la menor de los últimos años en este mes".

Así, CCOO apunta que el "récord histórico" en el número de contratos el pasado mes, "en contraste con el débil descenso del desempleo", evidencia que la reforma laboral y las políticas actuales "han hecho estragos en el mercado de trabajo y que sigue avanzando de manera imparable la precarización del empleo".

En ese sentido, señala el sindicato que el 97,5 por ciento de los contratos fueron temporales y nueve de cada diez no superan el mes de duración.

De esta forma valora CCOO, a través de nota de prensa, los datos del paro de junio conocidos este jueves, y que señalan que el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo de Extremadura ha bajado en 1.518 personas en junio, hasta situarse en 122.840 personas.

Ante estos datos, CCOO destaca que el "buen comportamiento" de la afiliación a la Seguridad Social, con un alza de 4.246 personas afiliadas, "no revierte en una rebaja equiparable en los niveles de paro, algo que es una demostración más de la fragmentación del mercado laboral".

CCOO insiste en la necesidad de "terminar con las políticas de recortes y la reforma laboral del PP y apostar por políticas de estímulo económico y por políticas activas de empleo", ya que "hay que colocar la generación de empleo de calidad en la prioridad de toda la acción de gobierno de manera transversal".

Según avanza, este será uno de los mensajes que el sindicato trasladará directamente al nuevo presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, en la reunión que éste ha anunciado para principios de la próxima semana.

Y es que, según señala CCOO, la legislatura de José Antonio Monago, "pese a que se presentó hace cuatro años como abanderado del empleo, se cierra con 5.000 personas más registradas en el paro y con unas tasas de temporalidad y precariedad mucho mayores".

CCOO considera que el nuevo Ejecutivo regional tiene que "trabajar desde el primer momento por revertir esta situación", porque el paro es el principal problema de Extremadura y está detrás del aumento de la pobreza, la emigración y la exclusión social que se ha sufrido estos años.

En este sentido, el sindicato reclama al Gobierno de Vara que "articule con urgencia respuestas concertadas para atender a las personas paradas de larga duración y a las que se han quedado sin ninguna cobertura por desempleo".

La legislatura se cierra también con una "durísima pérdida en la calidad del sistema de protección a las personas desempleadas", ya que según los datos que apunta, en junio, sólo un 13,3 por ciento de las personas sin trabajo tenían una prestación contributiva en la región y un 45,7 por ciento no tenía ningún tipo de ayuda.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.