El sindicato Acaip ha criticado que, durante la noche del pasado día 29 y la mañana del 30 de junio, el centro penitenciario de Topas (Salamanca) sufrió una avería en los sistemas eléctricos del centro, que provocó "continuos cortes en el suministro" y que impidió el "normal funcionamiento" de determinados servicios.

En este sentido, el sindicato ha expuesto que la Oficina de Régimen, donde se llevan los expedientes de los internos, "no pudo desarrollar sus funciones durante la mayor parte de la mañana, al igual que el resto de las oficinas, por la imposibilidad de trabajar con los ordenadores".

El departamento "más afectado" fue el del servicio de comunicaciones e identificación, ya que en el día de ayer se llevó a cabo una conducción de cuatro furgones.

"Ni los visitantes, ni los internos que se trasladaban pudieron identificados mediante el sistema de huellado existente en el centro, al igual que el módulo de comunicaciones" y "los fallos se produjeron igualmente en los economatos del centro", ha añadido.

También, los fallos eléctricos ocasionaron "el mal funcionamiento de las puertas mecanizadas de acceso al centro provocando varios incidentes con los vehículos de las conducciones, en los que se ocasionó peligro de accidente para personas y vehículos durante la entrada y salida".

Asimismo, durante la mañana del miércoles se produjeron igualmente fallos en el funcionamiento de los teléfonos en el interior del centro, que continuaron durante toda la jornada, ha indicado Acaip en un comunicado sobre una avería que "pudo ser causada por deficiencias en la instalación eléctrica y la inexistencia de diferenciales en algunas zonas".

Consulta aquí más noticias de Salamanca.