El paro ha descendido en La Rioja en 287 personas durante el mes de junio, según los datos hechos públicos hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Un descenso con "un componente estacional claro y, por lo tanto, caracterizado por la temporalidad". De hecho, se han producido 13.440 contratos en todo el mes -un 20 por ciento más que en junio de 2014- y, sin embargo, la contratación indefinida sólo supone el 5,3 por ciento, por debajo incluso que las cifras registradas hace un año. Solo hay 15 afiliados más a Seguridad Social, ha afirmado UGT en un comunicado.

Es decir, es habitual que descienda el paro en junio; lo que no es tan habitual es que se produzca tan basado en la eventualidad. De hecho, más de la mitad de estos contratos (el 55,28 por ciento) se encuadren en la modalidad de 'eventuales por circunstancias de la producción' por lo que, según las estadísticas, no tendrán una duración superior a la semana.

Una situación que confirman también los datos de afiliación a la Seguridad Social -probablemente los que más rigurosamente miden la creación de empleo-: en un mes la Seguridad Social sólo ha registrado 15 nuevas altas al régimen general. Es decir, la creación de empleo es más ficción que realidad, si lo llevamos a términos de estabilidad y continuidad laboral.

Y "lo más preocupante es que la temporalidad se está extendiendo como una plaga desde el sector Servicios a otros sectores que habitualmente han registrado más estabilidad laboral, como Industria o Construcción". En esta línea, MCA-UGT ha presentado hoy las conclusiones de un informe realizado al respecto en el que se observa que "los contratos realizados en la industria tienen una duración media inferior a dos meses. El informe muestra cómo respecto a hace cinco años, los contratos han crecido el doble pero duran la mitad".

En definitiva, "utilizar estas cifras como ejemplo de un supuesto inicio de recuperación implica basar esa recuperación en la ausencia total de estabilidad en el empleo o engañar a los ciudadanos porque más allá de suponer un respiro puntual para algunas familias, ninguna economía, ni la macroeconómica ni la doméstica, puede confiar su solvencia a contratos de una semana de duración".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.