El alcalde de Cartagena, José López, ha asegurado que trabajarán para que el Consistorio cartagenero "tenga los pies en el suelo" porque está "patas arriba" tras el paso de Pilar Barreiro y su equipo "de incapaces", hay que ir piso por piso, pues "hay enormes carencias, ya que han dejado la casa hecha unos zorros".

En una entrevista concedida a Onda Regional recogida por Europa Press, ha manifestado que visto lo visto, el PP se habría merecido "darle mucho más caña" estos años.

López, que ha asegurado que se han encontrado una casa "absolutamente destrozada por dentro", ha matizado que "estamos recogiendo una cosecha de 20 años de dejadez", lo único que han hecho en todos estos años "es destrozar Cartagena, las arcas públicas y dejar el Ayuntamiento inservible, en estos momentos".

Sobre el pacto de Movimiento Ciudadano con el PSOE para gobernar dos años unos y otros los dos siguientes, ha indicado que era el momento de entrar, "hemos preferido obviar el interés partidario de tener los dos últimos años para conseguir mejores resultados electorales y cambiarlos por dos años de trabajo inmenso, intenso, donde vamos a volcarnos por poner en el conocimiento de los cartageneros, y si fuera falta de la justicia, todo lo ocurrido durante estos años".

Tras afirmar que sigue siendo la misma persona, reconociendo que se para por la calle a charlar con los vecinos "porque es mi obligación".

Entre los proyectos más inmediatos, ha adelantado, por ejemplo, la reestructuración y el reforzamiento del casco histórico "a través de alguna modificación en las normas, puesto que hay más de cien solares vacíos", es decir "que cuando un propietario o constructor realice la excavación arqueológica, si encuentra restos, en vez de ser una lastre, sea un premio".

"Este ayuntamiento apostará por pagar, en la medida de lo posible, esa excavación arqueológica y daños que puedan derivarse de si los restos tienen que ser museolizables y visitables, compensando, por ejemplo, en alturas o en otros terrenos municipales fuera del casco histórico en otras partes del municipio".

A su parecer, "el centro debe tener casas del siglo XXI para que las familias del siglo XXI puedan habitar en Cartagena y volvamos a ver, no solo en horario comercial, entrando gente a los edificios a cualquier hora y a niños en las calles".

También se ha comprometido a asumir las reivindicaciones de la Plataforma 'Salvemos el Rosell', que pasan porque se declare este centro como segundo hospital del área, y ha explicado que "si la situación no cambia, desplazaremos la presión, a partir de ahora, a las calles de Murcia" e incluso a las puertas del Área de Salud I "si nos obligan a ello".

A fin de que "los murcianos sientan en sus carnes lo que pasa a los cartageneros cuando se colapsan las puertas de Urgencias del hospital Santa Lucía y se tienen que pasar 36-48 horas esperando en una silla a que les atiendan o muriéndote en un pasillo como un perro".

En materia de infraestructuras ha resaltado, asimismo, la importancia de la llegada del AVE a Cartagena, donde ya ha defendido el baipás del Reguerón para que llegue este año a la estación de la Avenida de América. Según López, "la actual estación es la opción más barata y trasladarla a Mandarache, fuera del núcleo de infraestructuras, no está justificado" porque "no está solo para que los cartageneros salgan de viaje, sino para que ese AVE o tren rápido traiga turistas".

Aunque, ha reconocido, que hay cosas que "nos tenemos que comer del anterior Gobierno, no podemos parar el Festival de La Mar de Músicas a nueve días de su celebración" o los contratos firmados por cuatro años el mismo mes de junio, "a pocos días de las elecciones, vergonzoso, que intentaremos anularlo".

Finalmente, preguntado por la biprovincialidad, ha indicado que "si supiera que la provincia de Cartagena lesiona a la comarca de Cartagena o a la Región, no la pediría, pero estoy absolutamente convencido de que es bueno".

A su juicio, "es vertebrador, integrador y nos situaría en España con un peso específico acorde a otras comunidades", de hecho, temas como agua "no hubieran pasado".

"Así no se puede crecer, no podemos vivir al capricho de Murcia", ha apostillado, "no nos metemos con los murcianos, la culpa la tiene esa Ley murciana que siempre ha visto a Cartagena como rival", somos motor, ha subrayado, "si lo quieren ver bien, y sino, creceremos solos".

Consulta aquí más noticias de Murcia.