El presidente de la Junta en funciones y candidato del PP a presidir la Castilla y León en los próximos cuatro años, Juan Vicente Herrera, ha destacado este jueves el descenso por primera vez desde octubre de 2011 del listón de los 200.000 parados ya que la cifra de desempleados registrados en junio se ha quedado en los 193.004, "un dato muy malo" todavía, aunque alejado de las 250.000 personas sin empleo que se alcanzaron en febrero de 2013.

Así lo ha valorado Herrera en su Discurso de Investidura este jueves en las Cortes de Castilla y León donde se somete al que será su quinto mandato, el primero sin mayoría absoluta.

Herrera ha significado la reducción en 25.615 del número de parados con respecto a junio de 2014 (casi un 12 por ciento y por encima de la media), lo que ha beneficiado a todos los grupos de edad, a todos los sectores de actividad y a todas las provincias, a lo que ha sumado los datos de afiliación, con 24.076 cotizantes más que el pasado año en lo que ha considerado una tendencia "positiva y esperanzadora".

Dicho esto, ha asumido que, aunque las cifras sean un aliciente, no pueden hacer olvidar "lo mucho que falta por delante" para rebajar la tasa de paro desde el reconocimiento de que hay desempleados que llevan mucho tiempo en esa situación con la consiguiente pérdida de prestaciones que agrava su problema.

"Muchos de los empleos que se crean no tienen la calidad y duración deseables y no hacen posible asentar un proyecto de vida personal y familiar", ha reconocido también Herrera, quien no ha olvidado que en Castilla y León se dan "no pocas dramáticas situaciones de carencia social" que hay que atender.

Por todo ello, se ha comprometido a trabajar para consolidar la tendencia de la recuperación del empleo sin cometer "la gran equivocación" de ponerla en peligro.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.