La empresa especializada en el lavado, higienización y reutilización de envases Logifruit facturó 81 millones de euros en 2014 tras incrementar sus ventas en un 5,92 por ciento respecto al año anterior. Así, en los tres últimos ejercicios, desde 2012, Logifruit ha incrementado su facturación en siete millones de euros.

Según la empresa, estos resultados se deben a la "cultura del esfuerzo, del trabajo y al modelo de gestión basado en la calidad total", según han explicado en un comunicado.

El pasado año el número de clientes de Logifruit creció cerca de un 30 por ciento respecto a 2013 y este incremento ha conllevado una mayor inversión en la compra de envases, que continuamente están operativos para ser reutilizados. La reutilización de los envases tienen un beneficio directo sobre el medio ambiente al no tener que utilizarse otro tipo de embalajes, de un solo uso y que son más agresivos por los residuos que generan, según han explicado desde Logifruit.

La empresa, interproveedora de Mercadona, dobló el año pasado la cifra de inversiones realizadas en 2013, hasta los 30,3 millones invertidos en envases y en el desarrollo de nueva maquinaria en 2014.

Esta inversión, han añadido desde la empresa, se ha destinado a "incrementar el parque de envases" del que actualmente dispone y proporcionar así un "mejor servicio a sus clientes", a "mejorar las instalaciones y la maquinaria", a "reducir el esfuerzo físico de la plantilla" y a la "formación y capacitación" de todas las personas que forman parte del equipo.

El presidente de la compañía, Pedro Ballester, ha manifestado que los resultados demuestran que siguen "aprendiendo y creciendo gracias a la mejora continua con Mercadona" y con el resto de clientes, a una "plantilla implicada y comprometida" y a la "innovación conjunta" con sus proveedores. Ballester ha añadido que, en 2014, Logifruit ha continuado evolucionando "de manera sostenible y compartida gracias a la participación de todas las personas que forman parte de la compañía".

Un ejemplo de esta evolución ha sido el traslado de instalaciones que se ha llevado a cabo desde Sant Sadurni d'Anoia a Abrera. Este cambio ha supuesto una inversión de 3,5 millones de euros en "maquinaria de última generación" que permite "la mejora de la automatización de los procesos" y aumentar "la seguridad, la calidad y la productividad" de todos los procesos productivos.

Incremento de salarios

Asimismo, Logifruit incrementó los salarios en 2014 pese a la inflación negativa, y esto se debió a que la empresa tiene ligadas las subidas salariales, por convenio, a los beneficios de la empresa. Según han explicado desde la empresa, apuestan por "la promoción interna, el autoliderazgo, la estabilidad, la seguridad, la formación y la participación de todas las personas de la empresa".

La empresa valenciana también incrementó en 2014 sus "aportaciones a la sociedad" con el pago de casi 15 millones de euros a las arcas públicas: 6 millones de euros a la Seguridad Social y otros casi 9 millones de euros a la Agencia Tributaria. También han destacado la participación de Logifruit en numerosas organizaciones sociales, fundaciones y asociaciones de diferentes ámbitos geográficos y temáticos.

Además, en 2014, la empresa continuó implementando iniciativas con el objetivo de reducir el consumo de energía, de agua y, consecuentemente, el impacto medioambiental de la actividad de la compañía. En 2014, Logifruit consiguió un ahorro de emisiones de CO2 de más de 5.000 toneladas, han añadido en el comunicado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.