En esta XXI edición, Cazorla volverá a triplicar su población para acoger un cartel que mezcla leyendas con artistas de futuro. Cuatro escenarios, tres de ellos abiertos, más de 100 voluntarios y 40 trabajadores conforman la organización del festival.

El director del Bluescazorla, Carlos Espinosa, ha puesto el acento en que después de dos décadas "hemos conseguido que la marca tenga credibilidad, y eso facilita que los artistas consideren prestigioso a nuestro festival y quieran venir a tocar". Eso ha hecho que "el cartel de este año esté salpicado de leyendas y también de nuevos descubrimientos", ha enfatizado Carlos Espinosa.

Nombres internacionales de la talla de Imelda May, John Hiatt& The Combo, Wilko Johnson, Nikki Hill, Curtis Salgado o Selwyn Birchwood componen un cartel de altura, por el que también pasarán las propuestas del Escenario Fundación SGAE, en el Teatro de la Merced, que comprenden las conferencias de Burning o Lichis, las master classes de Igor Prado o Adrián Costa y el encuentro musical (meet and greet) con Los Lobos.

En cuanto a las principales cifras de esta edición, destacan los 480.000 euros de presupuesto, la venta de un 8 por ciento más de entradas y, sobre todo, "que prácticamente están reservadas el 99 por ciento de las plazas hoteleras del municipio", ha dicho Espinosa.

Consulta aquí más noticias de Jaén.