El primer ministro griego, Alexis Tsipras, pidió el 'no' en el referéndum que se celebrará el próximo domingo, pero recalcó que no se plantea la salida del euro, pues el Gobierno tiene la "firme" intención de llegar a un acuerdo con los socios.

El referéndum del domingo no es sobre la permanencia de Grecia en la eurozona

Tsipras hizo esta declaración en un mensaje televisado poco antes de que se celebre el Eurogrupo extraordinario vía teleconferencia para analizar la última propuesta griega.

"El referéndum del domingo no es sobre la permanencia de Grecia en la eurozona. Esa está dada. Se trata de aceptar o no la propuesta de los acreedores", dijo el primer ministro, quien se mostró dispuesto a seguir con las negociaciones y llegar a un acuerdo.

"Desde que se anunció el referéndum nos hicieron nuevas propuestas que respondimos con propuestas alternativas", señaló Tsipras.

El primer ministro añadió que si en el Eurogrupo que se celebrará esta tarde hay un "resultado positivo, responderemos inmediatamente".

En todo caso, añadió, el Gobierno sigue en las negociaciones y continuará el lunes, al tiempo que recalcó que el Ejecutivo pide el 'no' para lograr "un acuerdo socialmente justo".

"Tenemos que decirle a los jubilados que luchamos por ellos, para que reciban una pensión justa y no una propina", recalcó Tsipras.

Soy consciente de las dificultades y haré todo lo posible por que sea temporal

Los jubilados se están resintiendo especialmente por el cierre de los bancos, pues muchos de ellos no tienen tarjeta de crédito y solo disponen de una cartilla para retirar su dinero y hasta hoy, día en que abrieron un millar de sucursales en todo el país para atender a estas personas mayores, no pudieron hacerlo.

Tsipras aseguró que el corralito impuesto este lunes es "temporal" y que los depósitos de los ciudadanos están garantizados.

"Soy consciente de las dificultades y haré todo lo posible por que sea temporal", dijo el líder de Syriza, que aseguró que "los depósitos no serán sacrificados en el altar de los chantajes".

El primer ministro culpó a círculos ultraconservadores del cierre de los bancos y dijo que no podía imaginarse que "la Europa democrática no ofrecería tiempo y espacio a un pueblo para decidir de forma soberana su futuro".

Destacó asimismo que es una "actitud inaceptable de los europeos cerrar los bancos porque el Gobierno dio la palabra a la gente", subrayó.

Varufakis pide 'no' y dice que negociación fracasó por desacuerdo sobre deuda

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, ha pedido a los ciudadanos respaldar el 'no' en el referéndum del domingo y afirmó que la ruptura de las negociaciones se ha producido por la negativa de los acreedores a reestructurar la deuda helena.

Los acreedores de Grecia se han negado a reducir nuestra impagable deuda pública

"Las negociaciones se han estancado porque los acreedores de Grecia se han negado a reducir nuestra impagable deuda pública y han insistido en que debería ser pagada 'paramétricamente' por los miembros más débiles de nuestra sociedad, sus hijos y sus nietos", señaló Varufakis en una publicación en su blog personal.

Bajo el título 'Por qué recomendamos un 'NO' en el referéndum en seis puntos cortos', Varufakis sostuvo que "el Fondo Monetario Internacional, el Gobierno de Estados Unidos, muchos otros gobiernos en el mundo y los economistas más independientes creen -junto con nosotros- que la deuda debe ser reestructurada".

El ministro se refirió a que el Eurogrupo se comprometió en el segundo rescate, firmado en noviembre de 2012, a abordar la cuestión de la deuda.

Entonces, recordó Varufakis, la eurozona reconoció que la deuda "debía se reestructurada", pero apuntó que ahora "está rechazando comprometerse a reestructurarla".

"Desde el anuncio del referéndum, Europa ha enviado señales de que está lista para discutir la reestructuración de la deuda. Estas señales muestran que Europa también votaría NO a su propia oferta 'final'", indicó.

Varufakis recalcó que la permanencia de Grecia en la eurozona y en la Unión Europea "no es negociable" y aseguró, por otro lado, que los depósitos en los bancos griegos "están seguros" en la jornada en que Grecia vive su tercer día de corralito.

Los acreedores han escogido la estrategia del chantaje basada en el cierre de los bancos

"Los acreedores han escogido la estrategia del chantaje basada en el cierre de los bancos", apuntó y subrayó que "la actual situación de estancamiento" se debe a tal decisión y no a que el Gobierno haya suspendido las negociaciones o tenga "cualquier pensamiento" acerca de la salida del euro.

Para Varufakis, el futuro "demanda una Grecia orgullosa dentro de la eurozona", por lo que el país debe decir "un gran NO el domingo, que nos quedamos en la eurozona, y que, con el poder que nos confiere el no, renegociamos la deuda pública de Grecia, así como la distribución de las cargas entre los que tienen y los que no".

El ministro heleno respaldó así las declaraciones del primer ministro, Alexis Tsipras, quien hoy recalcó, en un mensaje televisado, que optar por el 'no' en el referéndum no implica la salida del país de la moneda común, pues el Gobierno sigue dispuesto a negociar con las instituciones.