El bando municipal para San Fermín refuerza la figura del pastor y el compromiso contra las agresiones sexistas

Se mantiene la prohibición de introducir vidrio, huevos o globos con pintura en el chupinazo

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha dictado el bando para las fiestas de San Fermín de 2015 que regula, a través de varias disposiciones, aspectos como el tráfico, el cumplimiento de ordenanzas relacionadas con hostelería y venta de alimentos, la seguridad de fachadas o balcones, o la participación en actos como el chupinazo, el encierro o el encierrillo.

En su introducción, el bando recoge la idea de que las fiestas "sean una expresión de alegría de la ciudad y sus visitantes con el fin de mantenerlas en sus líneas de tradición y civismo". El bando consta de diez apartados y una disposición final: ordenanzas municipales y otras normas; tráfico; seguridad de fachadas, balcones y similares; chupinazo; encierro; capeas o vaquillas; encierrillo; feria de ganado equino; agentes de la autoridad y funcionariado de servicio; y sanciones.

En la disposición final el alcalde confía "en el sentido cívico de los pamploneses y visitantes y en su colaboración para el buen desarrollo de las fiestas de San Fermín". "Disfrutemos de nuestra ciudad y de las fiestas con sentido de responsabilidad", añade.

Entre las principales novedades del bando se encuentran la inclusión de la figura del pastor como personal técnico al que prestar especial atención en el encierro o el compromiso municipal con la campaña 'Por unas fiestas libres de agresiones sexistas".

El bando regula la celebración del encierro. Como principal novedad, se incluye la figura del pastor como técnico cuyas indicaciones hay que atender. En una de sus disposiciones señala que "especial atención deberán prestar los participantes a las órdenes dadas por los pastores, personal técnico encargado de guiar a la manada, no interfiriendo en su labor, atendiendo sus indicaciones y evitando cualquier situación que pueda interferir en su arriesgada tarea".

Queda prohibida la participación de menores de 18 años tanto en el encierro como en las capeas o 'vaquillas', que se celebran en la Plaza de Toros. También se regulan el encierrillo, del 6 al 13 de julio entre las 21.45 y las 22.15 horas, y la feria de ganado equino, el 7 de julio, en una parcela municipal cerca del hipermercado Eroski.

Prohibido vidrio en el chupinazo

Respecto al chupinazo, "al objeto de minimizar los riesgos durante el desarrollo de este acto, está prohibido introducir en la Plaza Consistorial: palos, envases de vidrio, vasos de vidrio, latas de bebida que no están abiertas o cualquier otro elemento similar susceptible de originar daños directa o indirectamente".

Para evitar la suciedad en las fachadas de la plaza y que el acto se pueda desarrollar con normalidad, "está prohibido introducir en la Plaza Consistorial huevos, globos con pintura y objetos similares susceptibles de poder arrojarse contra las fachadas ensuciándolas y distorsionando el acto".

Contra las agresiones sexistas

Tal y como se adelantó en la Junta Local de Protección Civil del pasado lunes, la primera disposición del bando recoge el compromiso municipal con la campaña 'Por unas fiestas libres de agresiones sexistas'.

Se invita a la ciudadanía a adoptar una actitud activa frente a cualquier tipo de agresión contra las mujeres, sea de la intensidad que sea, para que los Sanfermines sean un espacio libre de agresiones sexistas, en el que las mujeres puedan disfrutar de la fiesta de forma libre, segura y en igualdad.

Asimismo, se recuerdan preceptos de especial y obligado cumplimiento que tienen que ver con ordenanzas municipales como la colocación en lugares visibles de los precios de los establecimientos; ubicación y condiciones de terrazas, puestos, escenarios y demás; horarios de establecimientos; o el cumplimiento de medidas higiénico-sanitarias en las actividades de venta y consumo de alimentos y bebidas, entre otras.

El bando vuelve a incluir restricciones de cara a limitar las llamadas licencias express. "Las declaraciones responsables relacionadas con actividades alimentarias que se presenten entre los días 1 y 5 de julio no podrán producir efecto hasta el día 15 de julio. Todo ello motivado por la ausencia de control previo administrativo y el riesgo sanitario existente dado el gran volumen de visitantes que confluyen en San Fermín", apunta.

Tráfico y seguridad en fachadas

El bando recoge también la organización del tráfico en la ciudad durante los días de fiestas. Desde el 4 hasta el 14 de julio, ambos inclusive, la ciudad se convierte en 'zona naranja' de aparcamiento regulado y se podrán sacar tiques para un máximo de 24 horas. En el Casco Antiguo y algunas zonas del Ensanche se restringirá el aparcamiento únicamente para quienes tengan tarjeta de residente del sector 1 o 2.

El Casco Antiguo quedará cerrado al tráfico desde las 8 horas del 5 de julio hasta las 14 horas del 15 de julio. Están excluidos de esa prohibición el transporte urbano de la Comarca de Pamplona, taxis de servicio, vehículos de policía, ambulancias, bomberos y otros servicios municipales, además de aquellos que cuenten con permiso expreso y por escrito expedido por la Policía Municipal.

Está prohibido también el estacionamiento de caravanas en la vía pública y el de autocaravanas para ser utilizadas como vivienda.

Las personas propietarias o usuarias de los inmuebles que tienen fachadas con vistas a los actos masivos de las fiestas (encierro, procesiones, chupinazo...) son, según el bando, responsables de su seguridad. Las personas titulares de esas propiedades deberán tener en condiciones adecuadas las fachadas y balcones, debiendo cuidar que no sean ocupados por mayor número de persona que el conveniente en cada caso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento