Un joven, aparentemente un travesti, ha sido agredido en Fez (centro de Marruecos) por numerosos marroquíes que le arrojaron al suelo, le golpearon y patearon hasta que pudo escapar y ponerse bajo protección de un policía, informan medios locales.

Un vídeo grabado con un teléfono móvil y colgado en la red por el sitio www.goud.ma muestra al joven, con un vestido largo de mujer y melena negra, mientras es golpeado por una muchedumbre que no deja de registrar la escena con sus celulares.

El supuesto travesti terminó refugiándose en un centro comercial

Los hechos, indican varios portales, tuvieron lugar tras la ruptura del ayuno en el mes sagrado del ramadán: el joven viajaba en un taxi con la ropa rota y fue reconocido como travesti, tras lo cual una masa de personas rodeó el vehículo y comenzó a zarandear el coche.

Mientras unos jóvenes gritaban "Alahu Akbar" (Dios es grande), otros decían "Dejad al conductor, él no ha hecho nada", como se aprecia en otro vídeo subido a la red.

Aunque la secuencia de los hechos no está clara, el supuesto travesti terminó refugiándose en un centro comercial, donde un policía contuvo en la entrada a la muchedumbre exaltada, que aparentemente tenía intención de seguir golpeándolo.

El Ministerio marroquí de Justicia anunció que el Procurador del Rey (fiscal) ante el Tribunal de Primera Instancia de Fez ha abierto diligencias contra todos los implicados en el linchamiento y aseguró, en un comunicado, que sobre ellos caerá todo el peso de la ley.

La homosexualidad no solo está castigada penalmente en Marruecos, sino que además es motivo de una gran reprobación social, como en el resto del mundo musulmán.

El portal telquel.ma, que también se hace eco del caso, subraya el clima de creciente hostilidad contra los homosexuales, después de que la primera cadena pública de televisión "sacara del armario" a dos homosexuales y un grupo de manifestantes fuera a insultarlos frente a sus casas, y comenta: "La jauría hace la ley".