La socialista Francina Armengol (i) tras ser elegida presidenta del Govern balear.
 La socialista Francina Armengol (i) tras ser elegida presidenta del Govern balear gracias a los votos del PSIB-PSOE, los econacionalistas de MÉS y los diputados de Podemos, este martes en el debate de investidura celebrado en el Parlament balear. EFE

 La socialista Francina Armengol se ha convertido este martes en la primera mujer presidenta del Govern balear gracias a los votos del PSIB-PSOE, los econacionalistas de MÉS y los diputados de Podemos, que finalmente no formará parte del ejecutivo autonómico de izquierdas.

El Parlament balear ha acogido durante dos días la investidura de la nueva mandataria balear, que ha contado con 34 votos a favor, 22 en contra (20 del PP y 2 de Ciudadanos) y 3 abstenciones de los regionalistas del PI (Proposta per les Illes).

La reducción del sueldo de la presidenta hace que finalmente todos los diputados de Podemos apoyen su investiduraFinalmente, Podemos no ha cumplido su advertencia de apoyo parcial a la investidura de Armegol tras cerrarse un acuerdo para la reducción de sueldos de la presidenta del Parlament, la Mesa y los diputados.

Tras la votación, la nueva presidenta ha recibido una sonora y prolongada ovación de los diputados y los ciudadanos que han asistido a este debate. El presidente saliente, José Ramón Bauzá (PP), ha acudido al escaño de Armengol para felicitarla por su nueva responsabilidad.

Armengol, de 43 años de edad y nacida en Inca (Mallorca), sustituye en el cargo a José Ramón Bauzá (PP), es farmacéutica de profesión, ha sido presidenta del Consell de Mallorca y tomará posesión del cargo este jueves. Los consellers del nuevo Govern de izquierdas (PSIB y MÉS) tomarán posesión en los próximos días.

La nueva presidenta ha declarado hoy que quiere "gobernar desde el diálogo y no desde el enfrentamiento", después de que los votantes apostaran el pasado el 24 de mayo por un claro "giro a la izquierda" y por otra forma de hacer política, "no desde la imposición" que ha caracterizado el gobierno autonómico del PP.

Ha incidido en que su fórmula de gobierno será "valiente, igualitaria, audaz" y en consenso con todos los sectores, en especial los sociales, y se ha comprometido a negociar un nuevo sistema de financiación que favorezca a las Islas Baleares. El nuevo ejecutivo ha reafirmado también su compromiso en aplicar un nuevo impuesto turístico.

El PP critica el escoramiento hacia "los extremismos"

Desde la oposición, la portavoz popular, Margalida Prohens, ha criticado a la nueva presidenta por haber "decidido escorar su Govern hacia los extremismos, huir del centro y la moderación, e iniciar una aventura que no se sabe adónde llevará". El PP ha denunciado especialmente la alianza política del PSIB con Podemos y ha asegurado que el nuevo ejecutivo responde a un "pacto de sillas".

Por su parte, el secretario general de Podemos, Alberto Jarabo, ha criticado las "actitudes ventajistas y demasiado interesadas para repartirse el poder" del PSIB-PSOE y MÉS, con ocasión de la negociación a "tres bandas" del nuevo Govern balear, y no ha descartado "ningún escenario de oposición" de su partido.

Sin embargo, ha agradecido a PSIB y MÉS su insistencia en que Podemos se integrara en el ejecutivo balear, al tiempo que ha ofrecido su "lealtad" para "hacer posible el cambio político que tanto necesita la sociedad balear".