CAF-Santana presentará finalmente el ERE con extinción de contratos que afectará a partir del 1 de julio y hasta el 31 de diciembre a los 29 trabajadores del área de producción de la planta de Linares (Jaén), pero se compromete a recolocar como mínimo a un 40 por ciento de los afectados en otras filiales de mantenimiento ferroviario pertenecientes al grupo.

Así se ha acordado en la sexta y última reunión de la mesa negociadora del ERE mantenida este lunes. El comité de empresa ha señalado a través de una nota que se partía de una propuesta de mínimos por parte de la empresa que era "totalmente insuficiente e inasumible", pero que se ha podido "mejorar notablemente" tras "una ardua negociación".

Entre las mejoras a las que alude el comité de empresa se encuentra haber cerrado una indemnización de un máximo de 33 días por año, más un complemento por importe a 7 días de salario. La percepción de esta indemnización se realizará de forma inmediata para el personal que no quiera optar a recolocación.

En caso de optar a recolocación se abonará 20 días a fecha de finalización de relación laboral con la empresa, esta indemnización se complementará hasta llegar a los 26,5 días por año más complemento de 7 días de salario si no se ha producido recolocación antes del 30 de mayo de 2016. Finalmente se completará hasta los 33 días si la recolocación no se ha producido antes del 30 de septiembre de 2016. El hecho de llegar hasta esta fecha no implica que a partir de ésta no se pueda optar a recolocación.

El comité de empresa también recoge como mejora la creación de una bolsa de trabajo de cuatro años de duración, a partir de la fecha de baja de cada trabajador, en la que tendrá preferencia de reincorporación a la empresa en caso de reanudarse la actividad de producción.

Todos estos acuerdos han sido ratificados en asamblea con los trabajadores por unanimidad. Sin embargo, desde el comité de empresa se insiste en que si bien se ha mejorado la propuesta inicial de la empresa "no se ha alcanzado nuestra meta principal que era evitar a toda costa que se produjeran despidos". Aún y todo, se afirma que "sí podemos decir que con el acuerdo alcanzado se ha logrado virar el rumbo de las intenciones iniciales de la empresa que era la de extinguir los contratos con las indemnizaciones mínimas que marca la actual reforma laboral".

Por último, los miembros del comité de empresa manifiestan que seguirán "trabajando y luchando con todas nuestras fuerzas para garantizar el futuro de esta factoría". En este aspecto añaden que su "principal objetivo desde estos momentos tiene un único fin y es que más pronto que tarde regrese la producción a esta planta y que con esta se produzca el retorno de todo el personal afectado". Una vez se consiga esto, el segundo objetivo será el "aumento de la plantilla y con ello la creación de nuevos puestos de trabajo que es lo prioritario para la ciudad de Linares".

El comité de empresa finaliza dando las gracias "a todas las personas que nos han apoyado durante este largo mes" y animándoles "a seguir luchando por el empleo y por el futuro de Linares".

Consulta aquí más noticias de Jaén.