La Policía Nacional ha intervenido un revólver en el domicilio de la persona a la que la pasada semana se le detuvo en Úbeda (Jaén) cuando portaba un maletín de herramientas en cuyo interior se encontraba un subfusil con más de 145 cartuchos. A pesar de que el detenido dijo que no era suyo y que se lo había encontrado, la Policía llevó a cabo el registro domiciliario en que localizaron el revólver del calibre 38 de 4 milímetros con 32 proyectiles del mismo calibre, así como diferentes efectos que habían sido robados en un domicilio de la localidad de Rus (Jaén).

Desde el primer momento, la Policía sospechó, según informa en una nota, de que el subfusil intervenido podría pertenecer al conocido como clan de los 'Pikikis' ya que el detenido realizaba "trabajos" para el mencionado grupo. Fue por eso por lo que se efectuó el registro domiciliario al sospechar que podría haber ocultas más armas de fuego.

Registrado el domicilio, los agentes encontraron entre una cama y la pared un calcetín de color oscuro en cuyo interior se encontraba el arma intervenida junto a más de 30 cartuchos del mismo calibre del arma encontrada; un revólver de 4 milímetros del calibre 38 de color plateado con cachas de madera en perfecto uso cuyo número de serie se encontraba manipulado.

Los agentes al mismo tiempo se incautaron de una mochila, una táblet, dos relojes de marca y un disco duro. El robo de todos estos objetos había sido denunciado en la localidad de Rus (Jaén). Los investigadores, tras diferentes gestiones, consiguieron localizar al legítimo propietario de los efectos mencionados haciéndole entrega de los mismos.

El revólver intervenido, se encuentra en las dependencias de balística de la Brigada Provincial de Policía Científica donde se analiza y perita su procedencia, así como la supuesta utilización en algún hecho ilícito.

Consulta aquí más noticias de Jaén.