Las propuestas del equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Santander han salido adelante este lunes, en el primer Pleno de la nueva legislatura —en la que los 'populares' dirigirán la ciudad en minoría— con el apoyo de Ciudadanos, que entró en el Consistorio con dos ediles, los mismos que obtuvo Ganemos Santander Sí Puede mientras que Izquierda Unida logró un edil.

No obstante, en la sesión, de carácter extraordinario y en la que se ha debatido sobre retribuciones, dedicaciones exclusivas, personal eventual y comisiones, el PP también ha contado con el respaldo de socialistas y regionalistas, veteranos en la oposición, en una de las iniciativas. Además, se ha aprobado una propuesta de la oposición, concretamente de IU, para que los plenos ordinarios se sigan celebrando el último jueves de cada mes pero a las cinco de la tarde, en vez de a las 9.30 horas, como ocurría hasta ahora.

Esta novedad, que se ha planteado en el Pleno y se ha votado tras introducir una enmienda transaccional, ha contado con el 'sí' de los ediles de todos los grupos a excepción de los del PRC, que se han abstenido.

El único edil de IU, Miguel Saro, ha defendido este cambio para que los concejales no liberados puedan compatibilizar su vida familiar y laboral, postura que ha compartido Ganemos. Además, los socialistas han valorado la oportunidad de que, con el cambio de horario, los ciudadanos puedan asistir a las sesiones. Y Ciudadanos ha dicho que no tiene "inconveniente" en la modificación propuesta.

Por su parte, el alcalde, Iñigo de la Serna, ha remarcado que la propuesta ha surgido "ahora", en alusión al Pleno, y ha llamado al respecto a la "responsabilidad" de "diálogo" de todos los grupos políticos para debatir los asuntos a tratar en la sesiones y a pesar, como ha admitido, de que "acuerdos, en todas las cuestiones, no van a ser posibles". A este respecto, el portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila, ha replicado al regidor que "diálogo" no es un "monólogo".

Otras cuestiones

En el Pleno, que se ha prolongado durante más de dos horas y en la que los grupos de la oposición han echado en cara la falta de "diálogo" al equipo de gobierno, se han constituido los grupos políticos, a los que al PP, PRC y PSOE de pasadas legislaturas se suma ahora el grupo mixto, integrado por las tres nuevas formaciones que obtuvieron representación en el Ayuntamiento en las elecciones municipales del pasado 24 de mayo y que tendrá que designar un portavoz en el plazo máximo de tres días, y a pesar de que tanto IU como Ganemos han defendido una portavocía compartida para garantizar, han dicho, la pluralidad reflejada en las urnas.

Y aunque regionalistas y socialistas han sumado sus votos a los de los 'populares' y del partido naranja, se han mostrado sin embargo partidarios de abordar la modificación del reglamento del Pleno.

También se ha acordado mantener las seis comisiones de Pleno, como proponían los 'populares', y se ha rechazado incrementar el número de integrantes de las mismas, tal y como han planteado en la sesión Ganemos y el PSOE, que han defendido 15 y 11 integrantes en las mismas, respectivamente, con representantes de los tres nuevos partidos. Un incremento que no ve "necesario" Ciudadanos, partido que considera que la representación de las formaciones es "proporcional".

Mientras, el portavoz del PP, César Díaz, ha asegurado que con la distribución acordada "la pluralidad está garantizada" ya que todos los grupos tendrán al menos un representante en la comisión. Además, el edil 'popular' ha señalado que rebajar el número de comisiones y aumentar sus integrantes "duplica" el coste actual, extremo que ha negado Saro. "No es cierto que el coste se dispare", ha asegurado el edil de IU.

Así, las comisiones estarán conformadas por cinco personas, dos menos que antes, y serán 2 del PP, 1 del PSOE, 1 del PRC y 1 del grupo mixto. Las comisiones son de acción cultural y promoción educativa; administración y participación ciudadana; desarrollo sostenible; economía, empleo, desarrollo empresarial y transparencia; turismo y comercio; y sociosanitaria.

Megaestructura del pp

Las retribuciones e indemnizaciones de los miembros de la Corporación, del personal eventual, la dotación económica de los grupos y la plantilla propuesta por el PP también ha salido adelante, con el apoyo de C's. En este ámbito, el resto de grupos de la oposición ha criticado la "megaestructura" del equipo de gobierno que, por su parte, ve "exigua", "muy pequeña", la estructura del Ayuntamiento, según ha expresado Díaz.

El edil y primer teniente de alcalde ha defendido mantener las retribuciones a los concejales con dedicación exclusiva, que dentro del equipo de gobierno se han reducido en dos esta legislatura, al pasar de 14 a 12. Percibirían más de 42.000 euros al año distribuidos en 14 pagas, lo mismo que hace cuatro años y por debajo de los 59.138 euros anuales a cobrar, también en 14 pagas, por el alcalde de Santander, y que supone un 8% menos que lo acordado en 2011.

Se trata, en palabras del concejal del PP, de los menores sueldos "con diferencia" de los que perciben regidores y ediles de ciudades con una población semejante a la de Santander. En este punto, ha remarcado, la capital cántabra está "a la cola", mientras que el ratio de estas retribuciones en la segunda urbe cántabra, Torrelavega, es de "casi el doble".

Asimismo, y de acuerdo con la propuesta del PP, se ha acordado reducir un 15% las retribuciones por asistencia a órganos colegiados de los concejales sin dedicación exclusiva, y que se han fijado en 238 euros para los Plenos o Juntas de gobierno local, 204 euros para las comisiones y 170 euros por acudir a otros órganos. También un 15% se reducen las dietas por hospedaje y manutención. Todo ello constituye, a juicio de Ciudadanos, "un primer paso" en materia de reducción del gasto.

Además, Díaz ha reiterado la voluntad de reducir en una las direcciones generales, que pasarían de cuatro a tres, así como las retribuciones de los directores generales, para que sean "inferiores" a la del alcalde.

En este punto, el portavoz de Ganemos, Antonio Mantecón, ha planteado la supresión de todos los directores generales, y ha apostado por una mayor reducción del sueldo del alcalde, del 30%, hasta los 45.000 euros anuales, "un poco menos" de lo que gana la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Éstas y otras propuestas, sumarían un ahorro de 226.000 euros, según ha cifrado el edil de Ganemos Santander Sí Puede, partidario también de establecer limitaciones en las indemnizaciones, que serían de 0 euros para el alcalde.

Miguel Saro está a favor de que los cargos públicos sean retribuidos "dignamente", pero en contra de que se haga de forma "tan desproporcionada" entre los miembros del equipo de gobierno —que concentran "más del 80% de los recursos— y de la oposición, extremo que achaca a un "desprecio" del PP a la labor del resto de grupos.

Por su parte, Pedro Casares, portavoz del PSOE, ha opinado que el Ayuntamiento de Santander tiene una "megaestructura al servicio del Partido Popular", que es "excesiva" y está "sobredimensionada", y ha criticado "aspectos cosméticos" como la reducción de dietas cuando, por ejemplo, el alcalde también las va a percibir del Parlamento cántabro, donde es diputado, de modo que "su cuenta corriente no se va a ver disminuida".

Finalmente, el personal eventual, que se redujo un 10% la pasada legislatura, se mantendrá en el mismo número en la actualidad, es decir, 10 plazas, un 60% menos de las 27 que permite la reforma local. También se ha congelado el gasto destinado a su salario. Entre otras cosas, el alcalde renuncia a tener jefe de gabinete y el PP tendrá un auxiliar menos, que pasa al grupo mixto.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.