El catedrático de Filosofía del Derecho Carlos Alarcón Cabrera ha sido designado por el Consejo de Gobierno como nuevo Comisionado de la Defensoría Universitaria de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla, un cargo al que llega ilusionado con el reto de "aprender" y "analizar los problemas desde muchas perspectivas".

En declaraciones a Europa Press, Alarcón ha subrayado que el cargo, tras cuyo fin de mandato —un año— decidirá si presentarse o no a las elecciones a Defensor, es "bonito y bastante interesante", habida cuenta de que en su campo de conocimiento resulta "muy atractivo a todos los niveles, pues pone en juego los principales puntos de vista que se esgrimen en la asignatura, como los valores relacionados con el Derecho positivo".

El catedrático, que se confiesa "más libre ahora" tras haber finalizado unos proyectos de investigación y subraya que el Comisionado puede servirle para "situarme en otra perspectiva y recargar pilas", es consciente de que llega a un puesto históricamente enquistado, con recurrentes problemas en la elección.

De hecho, hubo tres votaciones fracasadas de Defensor antes de la llegada del catedrático de Derecho Administrativo Eduardo Gamero al cargo, que sí consiguió una cierta estabilidad, tras lo cual el propio Gamero, primero, y el catedrático de Psicología de la Comunicación Juan Daniel Ramírez Garrido, después, vieron frustrados sus objetivos de acceder a la Defensoría.

"No es fácil conseguir esa mayoría de tres quintos de los claustrales necesaria, pero la normativa establece que ése es el criterio y hay que aceptarlo: dentro de un año habrá que seguir jugando con esas mismas reglas", ha subrayado Alarcón, que, con todo, asegura que "para mí eso no es lo importante ahora mismo, y sí tratar de dar solución a los problemas que han ido llegando en estos seis meses".

De esta forma, en los escasos días que lleva en el Comisionado ya ha empezado a poner al día el trabajo, con una ronda de contactos con los vicerrectores sobre problemas concretos y atendiendo temas específicos. "La idea es que sea un lugar al que todos los miembros de la comunidad universitaria, no solo alumnos, sepan que pueden acudir y ser escuchados", ha finalizado.

"un perfil muy adecuado"

Con el nombramiento, la institución pretende dar solidez a una estructura vacante desde principios de año, cuando terminó el plazo de presentación de interesados quedando el mismo desierto después de una trayectoria de candidaturas fallidas en el momento de la votación.

El rector de la UPO, Vicente Guzmán, ha alabado en declaraciones a Europa Press la trayectoria académica y de gestión de Alarcón, al que considera "una persona con un perfil muy adecuado para ser Defensor Universitario", dado que "es dialogante y cuenta con un carácter extraordinario, un currículum impresionante y capacidad de generar diálogo".

Alarcón Cabrera es catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad Pablo de Olavide. Anteriormente había impartido esta materia en las universidades de Sevilla y de Huelva, y como profesor visitante en las universidades públicas de Pavía y Helsinki. Ha sido director del Departamento Theodor Mommsen de la Universidad de Huelva, secretario general de la Universidad de Huelva, director del Departamento de Derecho Público de la UPO y vicerrector de Relaciones Institucionales e Internacionales de esta universidad.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.