Los partidos que previsiblemente apoyarán la formación del nuevo Gobierno de Navarra, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, han terminado de revisar este lunes las cuestiones en las que están de acuerdo para alcanzar un acuerdo programático, y comienzan ya a negociar cómo deberían gestionar los desacuerdos que se han encontrado.

La candidata de Geroa Bai a la Presidencia, Uxue Barkos, ha explicado que se ha constatado este lunes la existencia de "un acuerdo amplio y programáticamente bastante sólido, a mi parecer", y ha explicado que "hay una base más que sólida para acometer la tarea para los próximos cuatro años".

Las cuatro fuerzas políticas inician así una nueva fase de las negociaciones que emprendieron tras las elecciones del 24 de mayo y en las que tienen previsto abordar más adelante cuál sería el modelo y la composición del futuro Gobierno que presidiría Uxue Barkos.

La líder de Geroa Bai ha confiado en que "con un poco de buena voluntad" se puedan resolver "de forma satisfactoria" los desacuerdos existentes y ha explicado que, en aquellos en los que no sea posible el pacto, habrá que estudiar cómo gestionar el desacuerdo.

"seguridad jurídica" del contenido

Uxue Barkos ha incidido en que cualquier tipo de compromiso ha de tener en cuenta dos vectores fundamentales. Por un lado, que exista "un mínimo de seguridad jurídica de que aquello que vamos a acometer tiene recorrido en el marco legislativo actual". En este sentido, ha destacado la importancia de "no generar la frustración" de que una iniciativa pueda ser recurrida y ganada en los tribunales en contra del nuevo Gobierno foral.

Por otro lado, Uxue Barkos ha dicho que el segundo vector tiene que ver con "la realidad financiera de la comunidad, sobre la que nos hacemos una idea, aunque la desconocemos". Por ello, ha dicho que los partidos deben ser "enormemente rigurosos" con este contexto.

Además, Barkos ha explicado que por el momento no se ha hablado de la composición del nuevo Gobierno, "más allá de las declaraciones" que han venido realizando los líderes políticos en los últimos días, y ha argumentado que previamente "cualquier acuerdo debe tener como base un acuerdo programático".

Eh bildu,

Por el gobierno de coalición

Por su parte, el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha esperado que a lo largo de todo el día de mañana se pueda cerrar el "capítulo de desacuerdos" en cuanto al programa y estudiar "cómo convertir la mayoría de los mismos en acuerdos, ver qué tratamiento se les va a dar o si quedan pendientes para un debate posterior".

Una vez perfilados estos aspectos, las cuatro fuerzas políticas deberán comenzar el debate sobre el modelo de gobierno y qué participación va a tener cada partido, ha expuesto Araiz, que ha esperado que esta semana se cierre el acuerdo programático, y "por lo menos" el acuerdo sobre la conformación del Ejecutivo esté "avanzado y debatido".

El portavoz de EH Bildu ha reiterado su apuesta por que las cuatro fuerzas políticas que negocian un gobierno alternativo a UPN "estén dentro y participen" en el nuevo ejecutivo y ha defendido que esta opción daría "estabilidad y fortaleza" al gobierno, "sin que eso signifique un gobierno de cuotas". "El tema no está cerrado ni mucho menos, parece que está en discusión en diversas fuerzas y ya veremos", ha concluido.

PODEMOS,

"el más transversal"

Por su parte, la portavoz de Podemos, Laura Pérez, ha explicado que "se van perfilando los acuerdos", aunque ha reconocido que "lo complicado van a ser los desacuerdos", y ha defendido que su partido está siendo "el más transversal", ya que "los desacuerdos suelen ser entre otros". "Nosotros solemos estar de acuerdo con la mayoría", ha apuntado.

En todo caso, Laura Pérez ha explicado que ahora toca "analizar cómo llegar a consenso" respecto de los desacuerdos y "ver qué criterios establecemos para el desbloqueo". Ha explicado que Podemos ha planteado como una de las soluciones, "ante la duda interpretativa", actuar siempre "en defensa de lo público".

Laura Pérez ha explicado que todavía "no está claro" si Podemos entrará a formar parte del Gobierno de Navarra y ha dicho que "lo fundamental es que esté todo preestablecido para que no haya lugar a dudas". "Si queremos una corresponsabilidad en el futuro Gobierno, tiene que haber un compromiso de cumplimiento de lo pactado", ha destacado, para insistir en que "tiene que estar todo muy clarito de antemano para que haya cierta estabilidad".

En todo caso, ha planteado que todavía se ha de debatir "cómo se va a configurar ese Gobierno" y apuntado que se debe determinar "el perfil" de sus miembros, apuntado a las discrepancias que estarían manteniendo Geroa Bai y EH Bildu en torno a tecnócratas o políticos en el Gobierno.

I-E,

"trabajando con intensidad"

Por su parte, el portavoz de Izquierda-Ezkerra ha explicado que las cuatro fuerzas ya tiene "perfilado" el documento con los acuerdos programáticos y que a partir de ahora deben resolver cómo tratar los desacuerdos. "Estamos trabajando bien, con intensidad. Esta semana el programa podría estar hecho", ha apuntado.

Igualmente ha dicho que todavía no se ha abordado la composición del Gobierno y ha afirmado que "es muy importante el trabajo del programa, porque es lo que va a garantizar que cambiemos las políticas y las prioridades, para que durante cuatro años estemos comprometidos en un cambio real".

Consulta aquí más noticias de Navarra.