El concejal de Turismo y Promoción de la ciudad, Julio Andrade, ha informado este lunes de que la capital espera la llegada de más de 300.000 turistas para la temporada alta, lo que supone un incremento superior al cinco por ciento con respecto al periodo anterior.

Así, Andrade, en la presentación del Observatorio de Turismo de Málaga, ha vaticinado "una de las mejores temporadas" en los últimos años, en la que las pernoctaciones superarán las 650.000, gracias en especial a la recuperación del mercado nacional, que sigue creciendo y tiene "un buen comportamiento".

En este sentido, ha subrayado que en este periodo España ha sido el principal mercado emisor tanto en viajeros (51,3 por ciento) como en pernoctaciones (45 por ciento), lo que confirma la recuperación tras varios ejercicios de crisis económica.

Igualmente, ha destacado el crecimiento de algunos mercados internacionales, como Italia (19,6 por ciento), Dinamarca (12,3 por ciento) o Suiza (20,5 por ciento). Entre los mercados emergentes destaca sobre todo China (40,5 por ciento).

También ha avanzado datos sobre la temporada baja —periodo entre noviembre de 2014 y abril de 2015—, que ha cerrado este ejercicio con casi 1,5 millones de visitantes y un impacto económico de 562,4 millones de euros. Esto se traduce en un crecimiento de casi 66 millones con respecto al mismo periodo del ejercicio precedente.

Asimismo, los datos del Observatorio Turístico de Málaga, elaborado por el Área de Análisis e Inteligencia Turística de Turismo y Planificación Costa del Sol, arrojan que el número de viajeros alojados en la ciudad durante la temporada baja ha superado los 692.300, a los que hay que sumar un total de 799.700 excursionistas.

El efecto económico directo de estos visitantes se estima en 367,7 millones de euros, a los que hay que añadir 194,7 millones de impacto indirecto siguiendo los efectos multiplicadores establecidos por la Consejería de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía.

El edil ha destacado que, pese a que el periodo incluye los peores meses del año para el sector turístico, la ciudad ha crecido en todos los indicadores. De hecho, entre noviembre y abril se han alojado en Málaga un total de 459.824 viajeros en los hoteles, lo que supone un crecimiento del 3,37 por ciento con respecto al mismo periodo de 2014.

Igualmente, las pernoctaciones se han incrementado en un 0,2 por ciento, superando las 886.000 estancias. Destaca especialmente la subida experimentada por las estancias hoteleras generadas por los turistas españoles, que han crecido un 5,4 por ciento. Este aumento ha tenido también su repercusión en el empleo hotelero, que ha crecido un 1,5 por ciento, alcanzando una media de 1.172 trabajadores en este periodo.

El semestre se ha caracterizado también por un alto grado de ocupación hotelera, que ha alcanzado el 50,3 por ciento, 1,5 puntos porcentuales más que en los mismos meses del año anterior. De este modo, la estancia media hotelera se ha situado en 1,93 días.

Rentabilidad de la planta hotelera

Málaga presenta una alta rentabilidad de su planta hotelera, alcanzando unos ingresos por habitación disponible de 42,69 euros, un 8,4 por ciento más que el año pasado. Esta cifra es, además, muy superior a las registradas en el resto de los ámbitos geográficos analizados. De hecho, dentro de la provincia, Málaga es el municipio con los ingresos más altos.

Por otro lado, el impacto sobre el empleo generado por el gasto de turistas y excursionistas en la ciudad de Málaga durante el periodo analizado se estima en 6.816 empleos, lo que confirma el peso del sector turístico en la economía de la ciudad.

La oferta de alojamiento en la capital en el periodo analizado asciende a 248 establecimientos y 12.037 plazas. Más del 80 por ciento de las mismas pertenecen a establecimientos hoteleros, incluidos hostales y pensiones —132 establecimientos y 9.961 plazas—.

La mayor parte de las plazas hoteleras tienen una categoría de cuatro estrellas —4.152 plazas, el 41,7 por ciento del total—. Sobresale también el crecimiento de la oferta de plazas de apartamentos turísticos, con un incremento del 80,9 por ciento, pasando de las 1.101 plazas a las 1.829 en 2015 —18 nuevos apartamentos—.

Características del turista

El mercado nacional ha sido el principal emisor de turistas a la ciudad en estos meses, según ha destacado Andrade. Los turistas nacionales proceden principalmente de Andalucía, Madrid y Cataluña. En cuanto a los mercados internacionales, Reino Unido, Alemania, Francia y Países Bajos destacan sobre el resto.

La edad media del turista se sitúa en 43,5 años, mientras que el nivel de ingresos de la unidad familiar más representativo es el de 1.000 a 1.500 euros, seguido de los que cuentan con unos ingresos de entre 2.500 a 3.000 euros.

En cuanto a las características socio-demográficas, la mayoría de los turistas tiene un empleo, aunque también es importante la cuota de estudiantes y retirados. Además, dos de cada tres son usuarios habituales de las redes sociales, Facebook y Twitter principalmente.

Para más de tres de cada cuatro turistas, el motivo principal de su viaje a Málaga fue vacacional, seguido de la visita a familiares y amigos y trabajo o negocios. Entre los motivos específicamente vacacionales destacan el ocio y el descanso, las actividades lúdicas y la cultura. En cualquier caso, los motivos que finalmente hicieron que el turista se decantara por el destino fueron el clima, el atractivo de los recursos de la ciudad, las recomendaciones recibidas y la diversidad de la oferta de ocio.

El transporte más utilizado para llegar fue el avión —de las compañías Ryanair, Easyjet o Vueling, principalmente— y los hoteles de cuatro y tres estrellas son los más utilizados para el alojamiento, aunque también tiene una notoria importancia las viviendas de familiares y amigos. Para el desplazamiento en la ciudad se utiliza mayoritariamente el autobús de línea regular. Por término medio, cada turista en la ciudad cuenta con un presupuesto de 515,54 euros y la estancia media es de 5,2 días.

La actividad más realizada en destino es la visita a monumentos y museos, entre los que destacan la Catedral, el Museo Picasso, el Castillo de Gibralfaro y el Museo Carmen Thyssen, seguidos por el Teatro Romano, la Alcazaba, la Casa Natal de Picasso y el CAC. La satisfacción del turista con la ciudad queda reflejada en la calificación que otorgan a la misma: 8,6 sobre 10.

Entre los aspectos más valorados destacan la atención y el trato recibido, la seguridad ciudadana, la oferta de restauración y la oferta monumental y museística. Prácticamente la totalidad de los turistas asegura que recomendará el destino.

En cuanto a las características del excursionista, destaca la preponderancia del mercado nacional. Los procedentes de la región andaluza suponen siete de cada diez del total de excursionistas nacionales, mientras que entre los internacionales sobresalen los excursionistas de Reino Unido, Alemania y Francia.

Para dos de cada tres el motivo principal para visitar la ciudad fue el vacacional. Una vez en el destino, las principales motivaciones fueron el atractivo de los recursos culturales y el clima. El gasto de bolsillo medio diario de los excursionistas se sitúa en 36,4 euros.

Entre la multitud de actividades realizadas en la ciudad destacan las actividades gastronómicas y la visita a museos y monumentos, donde repiten la Catedral, Museo Picasso, Gibralfaro y Museo Thyssen, principalmente. Además, la ciudad recibe una calificación de un 8,4 y los aspectos más valorados son la atención, la seguridad ciudadana, la oferta monumental y museística, los comercios y los restaurantes.

Consulta aquí más noticias de Málaga.