Cantabria fue en 2013 la sexta comunidad autónoma con mayor gasto sanitario público por habitante, 1.354 euros, por encima de la media nacional, que se situó en 1.309 euros, según los datos de la 'Estadística de gasto sanitario público 2013', los últimos publicados por el Ministerio de Sanidad.

Así, el gasto en Cantabria por habitante solo fue superado por País Vasco (1.549 euros por habitante), Asturias (1.423 euros por habitante), Murcia (1.417 euros por habitante), Extremadura, (1.397 euros por habitante) y Navarra (1.384 euros por habitante).

Mientras, por debajo se situaron Castilla y León (1.346), La Rioja (1.288 euros por habitante), Galicia (1.287 euros por habitante), Aragón (1.229 euros por habitante), Cataluña (1.227 euros por habitante), Canarias (1.205 euros por habitante), Castilla-La Mancha (1.193 euros por habitante), Baleares (1.150 euros por habitante), Madrid (1.140 euros por habitante), Comunidad Valenciana (1.109 euros por habitante) y Andalucía (1.044 euros por habitante).

Por comunidades autónomas, un 44,9 por ciento del gasto sanitario público del sector ha sido originado por tres comunidades autónomas: Cataluña, Andalucía y Madrid, con 9.265, 8.812 y 7.403 millones de euros, respectivamente.

Les siguen Comunidad Valenciana con 5.671, País Vasco con 3.994, Galicia con 3.559, Castilla y León con 3.391, canarias 2.553, Castilla- La Mancha 2.506, Murcia 2.086, Aragón con 1.656, Asturias con 1.520, Baleares con 1.278 millones de euros. La Rioja con 415, Cantabria 801 y Navarra con 892 millones de euros son las comunidades con el gasto más bajo, en valores absolutos.

Datos nacionales

El gasto sanitario público en el año 2013 en España supuso 61.710 millones de euros, lo que representa el 5,9 por ciento del producto interior bruto (PIB), mientras que el gasto por habitante se situó en 1.309 euros, de forma que en cinco años el gasto per cápital ha sufrido una reducción de 201 euros (1.510 euros era el gasto por habitante en 2009).

La retribución de personal, que alcanzó en el año 2013 un total de 27.778 millones de euros, es el gasto que absorbe un mayor porcentaje del total - un 45 por ciento, concretamente-. Asimismo, con respecto a 2009, año en que finalizó la tendencia alcista que venía experimentando históricamente el gasto sanitario público, este gasto disminuyó un 11,4 por ciento, lo que traduce las medidas de contención salarial adoptadas a partir de 2010.

En cuanto al resto de gasto, le siguen en importancia los gastos en consumo intermedio, con un 23,5 por ciento (14.506 millones de euros), los gastos en trasferencias corrientes (11.119 millones de euros), que suponen un 18 por ciento, y los gastos en compras al sector privado a través de conciertos, que representan un 11,6 por ciento del gasto sanitario público (7.173 millones de euros).

Asimismo, el gasto en farmacia fue de 10.481 millones de euros, siendo gestionado en un 95,4 por ciento en las CCAA; este gasto, con respecto a 2009, disminuyó un 21,9 por ciento. Además, es importante señalar que el descenso que se observa en el gasto en servicios de salud pública en el año 2010 obedece a la compra centralizada en el otoño de 2009 por el entonces Ministerio de Sanidad y Política Social de la vacuna contra la gripe A (H1N1), por un importe de 333 millones de euros.

Por sectores, las comunidades autónomas fueron responsables del 92 por ciento del total del gasto; también destaca el gasto dirigido a las Mutualidades de Funcionarios (ISFAS, MUFACE y MUGEJU), con un 0,9 por ciento, ya que es el único que en el quinquenio 2009-2013 experimentó una tasa anual media de crecimiento positiva.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.