El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Cañizares, ha criticado que el candidato socialista a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, avale ante notario "las políticas de Grecia para Castilla-La Mancha".

En rueda de prensa, el dirigente 'popular' ha lamentado que García-Page "haya humillado a los castellano-manchegos, ninguneando y despreciando la voluntad de los ciudadanos y cambiando su programa, al someter las políticas de nuestra tierra a la decisión de 1.700 afiliados de Podemos", según ha informado el PP en nota de prensa.

Cañizares ha manifestado que "el ansia de poder de García-Page le hace que, para ponerse al frente del Gobierno, haya aceptado el programa de Podemos, consintiendo que dos parlamentarios tengan más poder que la mayoría de los castellano-manchegos".

En este sentido, el parlamentario ha señalado que esto es "un fraude y un engaño" a los ciudadanos por parte de García-Page, que "se casa hoy con los amigos de Syriza y se bautiza como radical de izquierdas". Igualmente, ha manifestado que "hoy García-Page empieza un rumbo que puede llevar a Castilla-La Mancha al mismo camino que Grecia y oficializa la subida de impuestos en la región".

El dirigente 'popular' ha advertido de que el candidato socialista firma hoy un acuerdo que "conllevará un incremento del 50 por ciento del gasto presupuestario y le da una patada al cumplimiento del déficit de la región".

Así, ha señalado que la presidenta de Castilla-La Mancha en funciones, María Dolores de Cospedal, "fue quien consiguió frenar el déficit en la región, haciendo que crezcamos y que se cree empleo" y ha recordado que el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, "tenía al gobierno socialista de Castilla-La Mancha prohibido endeudarse".

Además, ha manifestado que "el PSOE dejó una deuda de 8.000 millones a bancos y 4.000 millones en facturas sin pagar" y ha asegurado que "el Gobierno de Cospedal paga a 36 días, frente al PSOE que pagaba a 36 meses".

Consulta aquí más noticias de Toledo.