El vicepresidente y secretario xeral del PPdeG, Alfonso Rueda, y el portavoz parlamentario de la formación, Pedro Puy, han defendido el discurso del presidente, Alberto Núñez Feijóo, que habló "en nombre de Galicia" en la entrega de las Medallas Castelao, han negado que sus palabras fuesen un ataque a las mareas y han censurado que el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, no acudiese al acto.

En declaraciones a los medios, tras presidir la reunión del patronato de la Fundación Galicia Europa, Rueda ha negado que la intervención en la entrega de las Medallas Castelao de Feijóo, quien apeló a la "humildad" del intelectual galleguista para pedir respeto a las tradiciones, suponga un ataque a las mareas.

"Al contrario", ha replicado Rueda, antes de alegar que lo que hizo el presidente fue "hablar en nombre de muchísima gente que está de acuerdo en que, con independencia de las opiniones de cada uno, las tradiciones que son de Galicia, no de nadie, sino de toda Galicia, como las Medallas Castelao, tienen que estar por encima de ideologías".

"Todo el mundo tiene que saber que cuando uno tiene un cargo institucional, cuando se es alcalde, lo que se hace es representar a todos los vecinos de su Ayuntamiento: a los que le votaron y a los que no. En las elecciones es una cosa y una vez que se accede a un cargo es otra", ha esgrimido.

De hecho, ha contrapuesto que "así lo entendieron" los alcaldes de A Coruña, Xulio Ferreiro, y Ferrol, Jorge Suárez, que "allí estaban", a diferencia del regidor compostelano, Martiño Noriega. "Y seguro que estaban allí representando a todos sus vecinos y creo que es lo adecuado, entendiendo que es un acto en el que Galicia reconoce a cinco personas que representan los valores de toda Galicia", ha agregado.

"no es una crítica"

Así, ha insistido en que lo que hizo Feijóo en su intervención fue remarcar que las tradiciones "cuando son aceptadas por todos, deben ser respetadas por todos", para añadir que se "alegra" de que los alcaldes de A Coruña y Ferrol "lo entendieran así" y acudieran para manifestar "el respeto" de todos los vecinos a los que representan a las Medallas.

"El presidente hablaba en nombre de Galicia, y no es una crítica, sino una constatación de algo que estamos seguros que piensa muchísima gente", se ha reafirmado, convencido de que quienes llegan a las instituciones deben "actuar con responsabilidad".

Frente a ello, ha advertido de que "usar las instituciones" para "seleccionar dónde se quiere estar y dónde no" por "cuestiones puramente personales" es "un error" porque cuando alguien "representa al conjunto de vecinos tiene que ser consecuente con ello y no selectivo diciendo 'esto me gusta y esto no'. "Las instituciones son otra cosa", ha zanjado.

Noriega "debería reflexionar"

En la misma línea se ha pronunciado Puy, quien ha esgrimido que lo que hizo Feijóo fue "defender una costumbre y una tradición como son las Medallas Castelao". "Puede interpretarse como una crítica política o como yo entiendo que fue: una defensa de algunas de las señales identitarias de nuestro país, Galicia", ha zanjado.

Al tiempo, sobre la ausencia de Noriega, ha respondido que él es de los que cree que cuando se convocan determinados actos institucionales lo "razonable" es participar, igual que fue "razonable" que Feijóo acudiese a la toma de posesión del alcalde de la capital gallega.

También ha distinguido entre los actos que tienen "un componente más cultural" y que "no son propiamente institucionales", en los que ha asegurado "entender" que un alcalde puede "perfectamente" interpretar que el acto "no va con sus creencias".

En este tipo de actos, ha señalado que es "razonable" que si un regidor entiende que "no debe estar a título personal" no acuda, "lo que no quiere decir que no vaya la institución".

"Creo que hay que dejar claras estas cuestiones tanto cuando la objeción proviene desde una postura más próxima a las creencias religiosas o cuando proviene de posturas más laicistas", ha esgrimido, antes de reafirmarse que "a los actos institucionales hay que asistir".

"Y cuando la persona que tiene esa responsabilidad no estima conveniente ir porque no es acorde con sus creencias personales, lo que no debe comprometer es la presencia de la institución. Hay fórmulas para evitar ese problema, pero ni siquiera se buscan esas fórmulas", ha esgrimido, para concluir que Noriega debería "reflexionar" al respecto.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.