Un vecino de Redondela (Pontevedra) de 38 años ha amenazado en la madrugada de este lunes con quemarse a lo bonzo, pero la intervención de la Policía Nacional y de su psiquiatra, con el que habló por teléfono, consiguieron disuadirle de su propósito.

Tal y como ha informado a Europa Press el Cuerpo Nacional de Policía, los hechos ocurrieron sobre las 00,15 horas de este lunes, cuando un vecino alertó al 112 de que había avistado un coche sospechoso estacionado.

Una patrulla acudió a la calle José Fernando López, en Chapela, a la altura del número 14, donde comprobaron que el vehículo desprendía un fuerte olor a gasolina. Al acercarse, su único ocupante exigió que nadie se acercase, amenazando con plantar fuego.

Por este motivo, los agentes comisionaron a una ambulancia, a efectivos de bomberos y una dotación de apoyo de la Policía Local, mientras trataban de razonar con el individuo, que no se mostraba cooperativo. Es por ello que investigaron y consiguieron identificarle y averiguar que ha estado en tratamiento psicológico.

Posteriormente consiguieron localizar a su psiquiatra, con el que accedió a hablar por teléfono, tras lo que finalmente depuso su actitud y salió del vehículo. En ese momento fue recogido por los agentes, que lo trasladaron hasta el Hospital Nicolás Peña de Vigo, donde quedó ingresado.

Por su parte, el turismo, cuyo interior estaba completamente rociado de gasolina, fue trasladado al Depósito Municipal de Vehículos, para su control y ventilación.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.