Aire acondicionado
De modo general, se necesitan 3.000 frigorías/hora de potencia para una habitación de 25 m2. GTRES

Las tiendas de electrodomésticos están haciendo su agosto ya en junio. Es lo que tienen las olas de calor. A quien se le olvidó ser previsor, el insoportable calor de estos días le ha recordado la necesidad de comprar un aparato de aire acondicionado. Pero como toda compra, esta también hay que hacerla con cabeza.   

Los modelos con control WIFI incorporado facilitan la programación desde fuera de casaComo recomienda la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hay que tener en cuenta nuestras pautas de consumo y el tamaño del lugar donde se va a instalar. Para elegir bien, debemos tener en cuenta nuestras necesidades y las medidas del lugar donde va a ser instalado.

En el caso de los dos splits simples, fíjate bien en la capacidad de refrigeración del equipo. Si la estancia es de hasta 20 m2, deber comprar un aparato de 2,5 kW. Pero si necesitas climatizar una sala de mayor tamaño (hasta 30 m2), debes decantarte por un modelo de 3,5 kW.

Los equipos portátiles no parecen la mejor opción, aunque en la tienda creamos que nos estamos ahorrando dinero. Según la organización, estos aparatos no son muy eficientes y resultan molestos.

Queremos frescor doméstico pero que luego no nos duela la factura, o no mucho. Para lograr un buen ahorro en el recibo de la luz, la OCU da cuatro consejos:

  • Opta por la mayor eficiencia energética (A+++), si es posible, ya que puede reducir en hasta un 30% el consumo de energía, gracias a que esta tecnología permite variar la capacidad del equipo en todo momento y ajustar la potencia a la temperatura deseada de una forma más rápida y convenientemente.
  • Mejor si el aparato elegido incorpora sistemas de climatización con sensores inteligentes de presencia. Este tipo de dispositivos la detectan en la sala, activando automáticamente la función modo ahorro de energía cuando no hay nadie.
  • Existen modelos en el mercado actualmente con sistemas de control WIFI incorporado. Permiten para una mejor supervisión y control del funcionamiento del equipo, facilitando su programación desde fuera de casa, y contribuyen a alcanzar un mayor ahorro energético y confort.
  • Casi todos los modelos incorporan el modo Eco y/o Nocturno, que puede reducir el consumo de energía y la corriente máxima de funcionamiento en aproximadamente un 30%.