El periodista David Felipe Arranz y el historiados de arte Eugenio Fontaneda han presentado un avance de su investigación 'El Quijote en tiempos de Casanova' en la que proponen un "audaz" juego cultural -literario y artístico- entre dos siglos, el XVII y el XVIII.

'El Quijote en tiempos de Casanova' abre sus puertas a una conversación entre Miguel de Cervantes y Giacomo Casanova a través de don Quijote y el Casanova idealizado y descrito en las memorias de este, 'Histoire de ma vie'.

Se trata de un diálogo a cuatro bandas entre los creadores y sus criaturas a través de la literatura y de la experiencia vital, que incluye la anécdota compartida del presidio.

"Es un viaje a las raíces de la literatura, del amor, de los ideales caballerescos, del gusto exquisito por la belleza y de las segundas oportunidades para vivir otras vidas gracias a la influencia del arte y la cultura", según han comentado los autores, Arranz y Fontaneda, para quienes el ensayo, un reto ético y estético, nace a contracorriente de los tiempos "porque es una apuesta por el amor sublimado".

Los autores mantienen que Casanova, bibliotecario del palacio de Dux (Duchcov, en Bohemia), del conde de Waldstein -donde en 1790 empieza a escribir sus memorias-, conocía la obra cervantina -como prueban sus escritos-, y que la estructura de sus memorias es bastante similar a la del Quijote: ambas obras constituyen un relato de viaje y de movimiento.

Proponen también una vía de comunicación estética a través del arte y la iconografía donde se descubren las ilustraciones quijotescas que encargó Carlos III a la napolitana Ana Meléndez Durazzo y que transformaron y potenciaron el mito de don Quijote.

Algunas de las conclusiones del estudio son "la estrecha y sorprendente" vinculación de El Quijote con con Giacomo Casanova y el libretista de Mozart, Lorenzo da Ponte, amigo del seductor veneciano, quien también cita la inmortal novela cervantina.

El amor apasionado y romántico, los viajes y la aventura, la sensibilidad, el humor, la inteligencia, y la pasión por la cultura y los libros son los ejes centrales de este estudio que verá la luz a finales de 2015 y que tendrá su continuidad en otras manifestaciones artísticas a lo largo de 2016.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.