El director de Atención Primaria del Servicio Navarro de Salud, Ignacio Yurss, presentó la pasada semana en Bruselas la estrategia navarra de atención a pacientes crónicos y pluripatológicos durante la jornada final del proyecto europeo PALANTE que se celebró en el Comité de las Regiones.

Ignacio Yurss, estuvo acompañado por el delegado del Gobierno de Navarra en Bruselas, Ignacio Baleztena, y contó con el apoyo de la Fundación Moderna. En la jornada participaron también los Servicios de Salud del País Vasco y de Andalucía.

La presentación, ha explicado el Gobierno navarro en un comunicado, tuvo lugar en el marco del proyecto PALANTE, acrónimo de PAtients Leading and mANaging their healThcare through EHealth, que hace referencia a pacientes que asumen el control de su propio cuidado sanitario mediante e-Salud.

Bajo el título 'Estrategia Integral de Navarra para el cuidado de los pacientes crónicos a través de la colaboración de la cuádruple hélix' (Empresas, Agentes Científico-Tecnológicos, Administración y Sociedad), Ignacio Yurss expuso la situación actual de la implantación de dicha estrategia en la Comunidad foral.

La estrategia se centra en una nueva concepción integral de la atención a los pacientes desde diferentes perspectivas (médica, social, psicoafectiva y de entorno) y en la que destacan la creación de nuevos perfiles sanitarios, la creación de la escuela de pacientes, la creación de una herramienta de comunicación entre áreas de salud (EUNATE), la telemonitorización y la mejora en los autocuidados centrada en el "empoderamiento del paciente" y de su entorno de cuidados y familiar.

Esta estrategia, ha detallado el Ejecutivo, queda enmarcada en el Plan Moderna (Estrategia Regional de Especialización Inteligente, RIS3), y se encuentra alineada con otras estrategias regionales como la Estrategia de Salud (2014-2020) o el Plan de coordinación de cuidados continuados de Navarra.

Además, algunas de actuaciones piloto llevadas a cabo en los últimos meses como la telemonitorización de pacientes crónicos a través de los smartphones se han realizado en el marco del proyecto Navarra Health del Plan Moderna, cuyo objetivo es trabajar en la prevención y mejora de la salud de la ciudadanía a través de la colaboración de la cuádruple hélix.

Atención integral a pacientes con varias enfermedades

La actual situación demográfica en Europa, ha subrayado el Gobierno navarro, hace prever que el número de personas mayores de 65 años y con alguna patología crónica aumente considerablemente en los próximos años, haciendo necesaria una nueva aproximación al cuidado de este tipo de personas.

En la actualidad, en Navarra el 18 por ciento de sus 642.051 habitantes tiene más de 65 años llegando al 22,9 por ciento los que superan los 60 años. Además, Navarra cuenta con una de las mayores esperanzas de vida de toda Europa llegando a los 86,53 años en mujeres y a los 83,6 años en hombres.

Respecto al sistema sanitario, el 70 por ciento de las consultas en salud se realizan en Atención Primaria y el 60 por ciento de los ingresos hospitalarios son debidos a patologías crónicas.

Con el nuevo modelo de asistencia, se pretende ofrecer una atención integral, ya que además de aspectos diagnósticos y de tratamiento médico, se abordan las necesidades de cuidados y las necesidades sociales de los pacientes. Asimismo, se favorece la continuidad entre los niveles asistenciales para evitar consultas innecesarias con distintos especialistas y se posibilita una atención rápida y de forma global a aquellos pacientes que lo necesiten.

El plan se puso en marcha el pasado octubre en cinco zonas básicas de salud: Estella, San Juan de Pamplona, Tafalla, Tudela Oeste y Ultzama. Presta cobertura a 523 enfermos pacientes crónicos pluripatológicos, con una media de edad de 82,1 años, que tienen tres o más enfermedades crónicas (diabetes, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, problemas vasculares, demencia, etc.).

Implica tanto a los servicios de Atención Primaria como a los de Especializada -centros de salud, centros de salud mental y hospitales-, cuyo nivel de coordinación se ha reforzado con la creación de una plataforma común de historia clínica digital (red Eunate). Y, además, se han creado figuras profesionales de referencia-responsables en cada uno de los ámbitos.

Nuevas prácticas

La implantación del plan, ha destacado el Ejecutivo, también ha supuesto la realización de nuevas prácticas como es la valoración global de cada paciente, que incluye una evaluación médica, de cuidados de enfermería y de entorno social y, a partir de la cual, se establece en cada caso un plan terapéutico integral.

En este tiempo se ha desarrollado también la denominada Interconsulta no Presencial (INP), mediante la cual los distintos profesionales sanitarios pueden intercambiar opiniones sobre el paciente sin necesidad de que éste sea trasladado a un centro u otro.

Otro de los objetivos de la estrategia es propiciar los autocuidados de los enfermos y la atención domiciliaria. Para ello, se ofrece consejo sanitario vía telefónica o por internet y, en la zona básica de salud de Tafalla, se ha comenzado a aplicar un sistema de telemonitorización para que el propio paciente o sus cuidadores hagan llegar al centro de salud el resultado de controles básicos (tensión, temperatura, saturación de oxígeno, etc.).

También en este campo cabe citar la puesta en marcha de la Escuela de Pacientes, cuyo objetivo es formar a los propios enfermos en el manejo de su dolencia.

Finalmente, y con el fin de conseguir una atención más precisa y

específica para este colectivo, se han creado unidades de crónicos en los hospitales de Estella, Tudela y en el Complejo Hospitalario de Pamplona, que también se ha dotado de una unidad de demencia y otra de insuficiencia cardiaca.

Consulta aquí más noticias de Navarra.