La candidata del PSIB a la presidencia del Govern, Francina Armengol, ha anunciado este lunes durante su discurso de investidura en el Parlament "una moratoria para la instalación de las grandes superficies" y que en el primer Consell de Govern derogará la Ley de Símbolos y el Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL), "un símbolo nefasto".

Así lo ha explicado la socialista que también ha dicho que trabajará por un "federalismo insular" y ha remarcado que la creación un "impuesto turístico" que tenga como "finalidad la reinversión en el sector y ayudar al país a ser más sostenible no es una reivindicación, sino una obligación".

Durante su intervención, que ha durado unos 45 minutos, ha dicho que "las primeras decisiones de choque serán para afrontar la pobreza y la exclusión social" y en este sentido, ha hecho hincapié en que devolverá las "20.000 tarjetas sanitarias".

Además, ha aseverado que la "sociedad está muy polarizada por el turismo" y por esto se debe "potenciar la industria y las empresas medianas", motivo por el que desarrollará "un Plan de Industria para mejorar el mapa industrial de Baleares".

Por otra parte, ha dicho que la "educación 0-3 años es un elemento donde se pueden crear puestos de trabajo" y se ha dirigido "directamente" a "profesores, maestros, padres, alumnos y a toda la gente del sector educativo" y les ha dicho que tienen "las puertas abiertas". "Cuanto antes nos veamos, dialoguemos y trabajemos juntos, mejor", ha añadido al respecto.

La candidata socialista también ha señalado que "para ser un pueblo moderno se debe ser más sostenible" y ha hecho hincapié en su "rechazo absoluto a las prospecciones petrolíferas en aguas de Baleares".

Asimismo, ha valorado que "España está en un momento de mutación social, política económica y democrática" y que la "transición territorial es obvia" por lo que ha avanzado que será "una firme partidaria de que España sea un estado federal" y dentro de este "marco" quiere que "Baleares aplique un modelo de federalismo interior, un federalismo insular, como reconoce el Estatut d'Autonomia" y que "reforzará el papel de los consells insulars como las primeras instituciones de autogobierno".

Eliminación del delegado del gobierno de formentera

A propósito de esto, ha dicho que en julio convocará a los presidentes de los consells para diseñar un "futuro conjuntamente y abordar el modelo competencial, el desarrollo del Estatut y una mejor financiación". Por esto, ha anunciado que suprimirá la figura del delgado del Gobierno en Formentera.

Por otra parte, también ha asumido el "compromiso" de recuperar órganos de participación como el Consell Econòmic i Social, el Consell de la Joventut y conseguir el consenso para nombra el Síndic de Greuges.

Respecto a la radio y televisión pública, Armengol ha señalado que desde la "participación" se debe abordar una reconversión profunda" porque "los ciudadanos tienen derecho a una información veraz, plural y objetiva".

Además, se ha comprometido a crear un Consell Audiovisual de les Illes Baleares y una Oficina Anticorrupción vinculada al Parlament para conseguir el objetivo de "corrupción cero".

Entrevista con rajoy para paralizar el reb de bauzá

En otro ámbito, Armengol ha dicho que se debe hacer un "frente común para mejorar la financiación" y ha incidido en la "necesidad" de tener un nuevo Régimen Especial para Baleares (REB) y no el que se está "tramitando ahora" por lo que pedirá una entrevista con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que paralice "un REB que se hizo de espaldas a la sociedad y no corrige las desventajas económicas de la sociedad".

Por otro lado, Armengol ha asegurado que el nuevo Ejecutivo implementará "una renta básica progresiva para todas las personas independientemente de que tengan trabajo o no", así como un plan contra los desahucios coordinado con todas las instituciones.

Los centros de salud volverán a abrir por la tarde

Dentro de su esbozo de programa, Armengol ha asegurado que aprobarán un plan de lucha contra la pobreza que incluirá de forma específica la lucha contra la pobreza infantil, el aumento de becas de comedor escolar, impulsarán medidas para evitar la pobreza energética, reducirá las listas de espera, devolverá el decreto de garantías de demora y recuperarán trabajadores y abrirán los centros de salud por la tarde.

La candidata del PSIB también ha abogado por que el Parlament deje de "ser una simple caja de resonancia de autobombo del Govern" y que tenga por "objetivo que el control del Ejecutivo lo hagan los grupos de la oposición".

"Este Parlament tiene que ser el centro de la vida política, la casa de todos donde la ciudadanía tenga su espacio a través de iniciativas populares", ha aseverado.

La futura presidenta del Govern ha mencionado el "terror fundamentalista", ha dado el "pésame" a las familias de las "víctimas de los últimos atentados" y ha dicho que se "mezcla con una Europa que sigue inmersa en la crisis del euro y el Mediterráneo que vive el drama de la pérdida de vidas humanas culpables tan solo de buscar un mundo mejor". "Reforzaremos los lazos con los países en desarrollo con más recursos para la cooperación y la solidaridad", ha expresado.