El Grupo Balear de Ornitología y Defensa de la Naturaleza (GOB), ha pedido con "carácter urgente" a la Conselleria de Medio Ambiente "la limitación del avance del uso público y turístico generalista" del Parque Nacional de Cabrera, al no estar ligado a la conservación de la zona.

Según un comunicado, el uso recreativo de Cabrera se "descontrola" ante la existencia de empresas que ofrecen excursiones que plantean incumplimientos legales como la navegación y el fondeo en determinadas zonas del parque en las que está prohibido, así como actividades que ponen en riesgo la calidad ambiental.

Asimismo, el GOB ha destacado que Cabrera "está siendo ocupada por usos recreativos típicos a otras zonas del litoral más turístico, sin que hasta ahora la administración competente haya demostrado el más mínimo interés de evitarlo".

El nuevo Plan de Uso y Gestión (PRUG), tramitado por la Conselleria de Medio Ambiente, fue aprobado por el Patronato del parque pero con los votos en contra de las organizaciones Oceana y GOB, y de los Agentes de Medio Ambiente, así como con las abstenciones del Instituto Español de Oceanografía y de la Universidad de las Islas Baleares.

En estos momentos, el PRUG se encuentra sobre la mesa del futuro conseller para ser aprobado, lo que supondría "la intensificación del uso público recreativo" y la falta de refuerzos en las medidas de protección del parque.

De este modo, la organización ha pedido "abordar" la revisión del plan para "evitar la consolidación de actividades que acaben desnaturalizando el parque nacional".