El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha asegurado este lunes de que "solamente las sociedades cimentadas sobre buenos valores serán fuertes y con futuro".

Durante la presentación de la intervención del rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert, en el desayuno de Forum Europa-Tribuna Euskadi, el regidor de la capital vizcaína ha destacado que éste "sintió en sus propias carnes el azote de la sinrazón del terrorismo" por el secuestro de su padre, Jesús Guibert, uno de los mayores referentes del empresariado guipuzcoano.

Aburto ha destacado que la trayectoria de Guibert "es extensa y rica a todos los niveles", y ha subrayado "la riqueza de sus valores, algo muy preciado en estos tiempos" y se deben "proteger y cultivar", si se quiere conseguir una sociedad sana y con futuro donde primen las personas". En ese sentido, ha reiterado de que "solamente las sociedades cimentadas sobre buenos valores serán sociedades fuertes y sociedades con futuro".

Tras destacar la "profunda vocación religiosa, académica y empresarial" del rector, ha señalado que es un hombre "forjado en el fuego de los grandes valores cristianos de la honestidad, la humanidad, la honradez, la solidaridad, el compromiso y el trabajo en equipo".

"Palabras muy grandes que estarán conmigo, valores y principios muy vinculados al carácter bilbaíno y fuertemente enraizados también en la personalidad del protagonista de este forum, aunque no haya nacido en Bilbao, porque José Maria Guibert nació en Azpeitia, en el seno de una familia creyente, nacionalista, profundamente euskaldun y estrechamente vinculado al desarrollo económico y social de su pueblo", ha indicado.

Aburto ha recordado que, en 1982, con 20 años de edad, José María Guibert ingresó en la Compañía de Jesús y, al año siguiente, durante su época de milicia en Zaragoza, "sentiría en sus propias carnes el azote de la sinrazón del terrorismo, ése que han sentido muchas personas en este país, esa sinrazón del terrorismo por el secuestro de su padre, Jesús Guibert, uno de los mayores referentes del empresariado guipuzcoano, fallecido en octubre del pasado año".

"No tengo ninguna duda de que experiencias duras como ésta han marcado, en parte, ese carácter humilde y generoso. Buen sacerdote, trabaja mucho y duerme poco, todos los días dedica un rato a la oración, y cuando dicen que cómo lo consigue, él suele decir que, como diría el padre Arrupe, es cuestión de prioridades", ha añadido.

Lista de responsabilidades

A su intensa formación, ha señalado Aburto, se añaden "una larga lista de responsabilidades, tanto dentro de la Universidad de Deusto como de la Compañía de Jesús, que culminaron en mayo de 2013 con su nombramiento como rector en sustitución de Jaime Oraá".

"Tímido, discreto, audaz y con una gran visión de futuro, le gusta analizar todos los datos y tener todos los indicadores encima de la mesa, para tomar una decisión. Sus colaboradores lo saben muy bien", ha destacado, para señalar que "genera equipo de trabajo".

Por último, ha destacado el compromiso de Guibert de convertir a la universidad en el "núcleo de un ecosistema ilusionante que favorezca el entendimiento creativo y el desarrollo, atracción y retención de talento, en colaboración con agentes tanto públicos como privados, para que, entre todos, caminemos hacia un nuevo paradigma económico más sostenible y más comprometido con nuestro desarrollo como personas y como sociedad".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.