La campaña Mallorca Sense Sang, formada por AnimaNaturalis y CAS International, realizará en julio una marcha festiva para exigir que Palma se declare antitaurina. La manifestación transcurrirá desde el ayuntamiento de Palma hasta la plaza de toros y se realizará justo una semana antes de que se prohíban los toros en la capital, el 25 de julio.

De este modo, la marcha por la abolición de la tauromaquia "quizás sea la última que se realice en la capital balear", ya que el 30 de julio próximo se presentará la moción para que se declare ciudad contraria a las corridas de toros y amiga de los animales.

"Estamos muy satisfechos, la campaña sigue avanzando de forma imparable. Estamos seguros que las pocas corridas de toros que se hagan este año en Mallorca, serán las últimas en tierras mallorquinas", ha declarado el coordinador de la campaña Mallorca Sense Sang, Guillermo Amengual, quien además ha asegurado que "estamos a pocos días de conseguir el logro histórico de que la ciudad de Palma se declare antitaurina y poner fin así a años de tortura animal para la diversión de unos pocos", ha aseverado.

La campaña Mallorca Sense Sang nació en 2014 con el objetivo de prohibir las corridas de toros en la isla. Ya cuenta con más de 130.000 firmas a favor de la abolición de la tauromaquia en Mallorca, y 17 municipios declarados como antitaurinos.