La candidata del PSIB a la presidencia del Govern, Francina Armengol, ha asegurado que el nuevo Ejecutivo implementará "una renta básica progresiva para todas las personas independientemente de que tengan trabajo o no", así como un plan contra los desahucios coordinado con todas las instituciones.

Así lo ha anunciado en su discurso de investidura en la primera sesión plenaria de la IX Legislatura, donde ha abogado por que el Parlament deje de "ser una simple caja de resonancia de autobombo del Govern" y que tenga por "objetivo que el control del Ejecutivo lo hagan los grupos de la oposición".

Además, también ha dicho que "este Parlament tiene que ser el centro de la vida política, la casa de todos donde la ciudadanía tenga su espacio a través de iniciativas populares".